Chistes feministas

Chistes feministas

La neurona

Esto va una neurona por el cerebro de un pavo y se siente sola y abandonada. Empieza a gritar y nadie le responde. De repente ve a lo lejos lo que cree ser otra neurona. Se acerca corriendo, gritando:

– BIEEEEEEEEEN!!!

Y la otra neurona le dice:

– ¿Pero tu estás volao? ¿Que coño te pasa?

– Es que crei que estaba sola en este mundo.

A lo que la otra neurona contesta:

– No hombre, no, lo que pasa es que estamos montando una fiesta en la polla y me he subido aqui arriba a por hielos…

  PENSAMIENTOS PROFUNDOS FEMENINOS

– Cuando cumplí 14 años esperaba algún día tener un novio.

– A los 16 tuve un novio, pero no había pasión.
Entonces decidí que necesitaba una chico apasionado, con ganas de vivir.

– En la facultad salí con un chaval apasionado, pero era demasiado emocional. Todo era terrible, era la reina de los dramas, lloraba todo el tiempo y amenazaba con suicidarse. Entonces decidí que necesitaba un hombre estable.

– Cuando tuve 25 años encontré un hombre estable, pero aburrido. Era totalmente predecible y nunca le excitaba nada. La vida se hizo tan plomiza que decidí que necesitaba un chico más emocionante.

– A los 28 encontré un novio excitante, pero no pude seguir su ritmo. Iba de un lado para otro sin detenerse en nada. Hacía cosas impetuosas y coqueteaba con cualquiera que se le cruzara. Me hizo tan miserable como feliz. De entrada fue divertido y energizante, pero sin futuro. Entonces decidí buscar un hombre con alguna ambición.

– Cuando llegué a los 31, encontré un muchacho inteligente, ambicioso y con los pies sobre la
tierra. Decidí casarme. Era tan ambicioso que me pidió el divorcio y se quedó con todo lo que yo tenía.

– Ahora, a los 32, me gustan los tíos con la polla grande.

Y punto.

  LA CONTRASEÑA

Una consultora informática, que estaba ayudando a un hombre a configurar su ordenador, le pregunta qué palabra le gustaría utilizar como contraseña para entrar en su sistema. Con la intención de ponerla en una situación embarazosa, éste le dice que escriba PENE con mayúsculas.

Ella, sin inmutarse ni decir una palabra, introduce la contraseña. De pronto, la chica casi se desternilla de la risa ante la respuesta del ordenador:

– “Contraseña rechazada. No es suficientemente larga”.

  TABLA DE PUNTUACIÓN DE LAS MUJERES

Durante miles de años, los hombres se han esforzado duramente en entender el comportamiento de las mujeres; finalmente han conseguido crear una guía para entender como funciona todo. La regla es hacer feliz a la mujer siguiendo el baremo adjunto:

a. Haces una cosa que le gusta, y sumas puntos.
b. Haces una cosa que no le gusta, y se te restaran puntos.
c. No sumas ningún punto por hacer algo que ella espera que hagas.

Guía de obtención de puntos:

TAREAS DEL HOGAR:
– Haces la cama +1
– Haces la cama, pero olvidas poner los cojines decorativos 0
– Tiras el edredón por encima de las sabanas arrugadas -1
– Dejas la tapa del lavabo arriba -5
– Cambias el papel higiénico cuando está acabado 0
– Cuando el rollo de papel se acaba, recurres a los Kleenex -1
– Cuando los Kleenex se acaban, te vas corriendo al otro cuarto de baño a usar el papel que ahí puesto allí -2
– Sales a comprarle unas medias extra-suaves +5
– … en medio de una tormenta +8
– … pero vuelves con cerveza -5
– … y sin medias -25
– Vas a comprobar un ruido sospechoso durante la noche 0
– Vas a comprobar un ruido sospechoso y no es nada 0
– Vas a comprobar un ruido sospechoso y es algo +5 – … le das un golpe con un bate de béisbol +10 – … era su gato -40

EN UNA FIESTA:
– Estas con ella durante toda la fiesta 0
– Estas con ella un rato y luego te vas a charlar con alguien del grupo de amigos con los que
te emborrachas a menudo -2
– … ese alguien se llama Tiffany -4
– … Tiffany se dedica al baile -10
– … y lleva silicona -18

SU CUMPLEAÑOS:
– Te acuerdas de su cumpleaños 0
– Le compras flores y un regalo 0
– La invitas a cenar 0
– La invitas a cenar y no es un bar +1
– Vale, es un bar -2
– Es un bar y dan un partido -4
– Es un bar, dan un partido y llevas la cara pintada con los colores de tu equipo favorito -10

SALIENDO CON TUS AMIGOS:
– Sales con unos colegas 0
– Tus colegas ya están felizmente casados +1
– Tus colegas son todos solteros -7
– Tus colegas beben mucho -10
– Tus colegas son solteros, beben mucho y siempre acaban en el bar borrachos -30

SALIENDO CON ELLA:
– La llevas al cine a ver una película +2
– La llevas al cine a ver una película que le gusta +4
– La llevas al cine a ver una película que no te gusta a ti +6
– La llevas al cine a ver una película de las que te gustan -2
– Es “Arma Letal 5” -3
– Sólo salen disparos y chicas en bikini -9
– Mentiste diciendo que era una película de un director chino acerca de la historia de un pobre huérfano -15

TU FÍSICO:
– Desarrollas un barrigón cervecero considerable -15
– Desarrollas un barrigón cervecero considerable y te apuntas a un gimnasio para adelgazar +10
– Desarrollas un barrigón cervecero considerable y te conformas con llevar pantalones anchos y camisas hawaianas -30
– Dices: “No importa, tu también tienes barriga” -800

LA PREGUNTA DEL MILLÓN: Ella te pregunta: “¿Este vestido me hace parecer gorda?”
– Dudas antes de responder -10
– Respondes: “¿Dónde?” (ininteligible) -35
– Respondes: “No, me parece que es tu culo” -100
– Cualquier otra respuesta -20

COMUNICACIÓN: Cuando ella quiere hablar sobre un problema:
– Tú la escuchas, mostrando tu interés +5
– La escuchas durante mas de 30 minutos sin mirar la tele +100
– Te solidarizas y compartes una experiencia similar +50
– Empiezas a pensar en deportes y de repente la cortas y dices: “¿Qué es lo que han dicho de Figo?” -50
– Ella se da cuenta que te has dormido -200.

  EL TERCER HOMBRE

Érase una vez…

Tres hombres hacían una caminata e inesperadamente tropezaron con un río grande, rabioso y violento. Necesitaban cruzar al otro lado pero no tenían
idea de como hacerlo.

El primer hombre oró a Dios, diciendo:

#¡VALOR!

Y poof!… Dios le dio brazos grandes y piernas fuertes, y pudo nadar por el río y cruzarlo en aproximadamente dos horas, después de que casi se ahoga un par de veces.

Viendo esto, el segundo hombre oró a Dios diciendo:

#¡VALOR!

Y poof!… Dios le dio un bote de remos y pudo remar y cruzar por el río en aproximadamente una hora, después de que casi se voltea el bote un par de veces.

El tercer hombre había visto como batallaron los otros dos, y también oró a Dios diciendo:

#¡VALOR!

Y poof!… Dios lo convirtió en una mujer. Miro el mapa, hizo una caminata de unos metros, y entonces… cruzo el río por el puente!!!

CONVENCION DE MUJERES

Estaban reunidas todas. Iba a empezar. Sono una campanilla y hubo mucho silencio y quietud. Desde el estrado, la persidenta de la asamblea, se dirigio a al publico:

– Buen dia, compañeras! Estamos reunidas de forma extraordinaria para cambiarle el nombre al aparato reproductor masculino.

Gritos muchos gritos de todas las asistentas. la presidenta empezo a desgranar preguntas e incognitas:

– ¿Por que decirle pito sino suena?. – Las asistentes gritaban… –

– ¿Por que decirle palo si no mes de madera? – Muchos gritos… –

– ¿ Por que decirle pistola sino mata? – Mas gritos de las asistentes…

– ¿Por que decirle banana sino es fruta? – Muchos mas gritos de las asistentas… –

– ¿Por que decirle polla sino pia ni come
maiz?- Se redoblan los gritos… –

– ¿Por que decirle miebro sino pertenece a ningun club? – Estruendosos aplausos…-

– ¿Por que decirle pipí sino tiene ruedas ni
pita? – Mas ruido y jubilo total…-

Desde hoy queridas amiga , lo llamaremos BILL… ¡SI BILL GATES!!!

Silencio total en la sala. Todas se miran con asombro y una mujer del publico se levanta y dice:

– ¿Y por que ese nombre presidenta?

A lo que la presidenta responde:

– Por que es ASQUEROSAMENTE RICO!!!!!!!



ACOMPAÑANTES

Hace como unas dos semanas me hospedé en un hotel durante un viaje de trabajo y al sentirme un poco sola y con una sensación de libertad que nunca había sentido, decidí llamar a una de esas “empresas de acompañantes”, de esas que reparten información a la salida de los aeropuertos en algunos lugares, principalmente para hombres.

Sin embargo entre los papeles que tenía, encontré a uno que ofrecía literalmente el servicio masculino y en especial me llamo la atención uno que se llamaba “Ferótico”. Después de analizar con cuidado la fotografía, me decidí a llamarlo… que carajos… Con el brochure en mis manos, -que temblaban y sudaban por la expectativa-, levanté el teléfono y marqué el número que indicaba el panfleto.

EL: -“¡Hola!”, contestó un hombre con una sensual voz.

YO: -“¡Hola!, veo que sabes de masajes y la verdad es que necesito que vengas a mi habitación y me des uno urgente… No, espera, en realidad lo que quiero es ¡sexo! Tengo ganas de tener una larga sesión de sexo salvaje pero ¡ya! Estoy hablando en serio, deseo que dure toda la noche y estoy dispuesta a participar en variadas y atípicas cosas… si eso tiene un nombre que puedas pronunciar ¡yo quiero hacerlo! Trae toda clase de implementos, accesorios y juguetes para que te asegures que me mantendré despierta ¡toooda la noche…! Quiero que me inmovilices y que me llenes el cuerpo con lo que quieras, para después limpiárnoslo uno al otro… con la lengua o lo que tu quieras. ¿Qué te parece…?”

EL: -“Pues la verdad suena fantástico… pero señora, para hacer llamadas externas primero necesita marcar el 9…”

  HOMBRES Y DESEOS

Erase una vez…

Tres hombres hacían una caminata e inesperadamente tropezaron con un río grande, rabioso y violento. Necesitaban cruzar al otro lado pero no tenían idea de como hacerlo.

El primer hombre oró a Dios, diciendo:

#¡VALOR!

Y poof!… Dios le dio brazos grandes y piernas fuertes, y pudo nadar por el río y cruzarlo en aproximadamente dos horas, después de que casi se ahoga un par de veces.

Viendo esto, el segundo hombre oró a Dios diciendo:

#¡VALOR!

Y poof!… Dios le dio un bote de remos y pudo remar y cruzar por el río en aproximadamente una hora, después de que casi se voltea el bote un par de veces.

El tercer hombre había visto como batallaron los otros dos, y también oró a Dios diciendo:

#¡VALOR!

Y poof!… Dios lo convirtió en una mujer. Miro el mapa, hizo una caminata de unos metros, y entonces… cruzo el río por el puente!!!

  CUESTIÓN DE SUERTE

Dos empleados del casino de juegos estaban aburridos esperando en una de las mesas. Una rubia muy atractiva llegó y apostó 20.000 euros a una sola tirada. El empleado del casino tiró la bola de la ruleta y ella dijo:

– “Espero que no les importe, pero me da más suerte estar totalmente desnuda”.

Se quitó toda la ropa y dijo:

– “Venga bolita, mamá necesita ropa nueva”.

Entonces sucedió…

– “¡¡ He ganado, he ganado!!!!”.

Empezó a dar brincos y abrazó a los dos empleados.
Recogió su dinero y su ropa y se fue.

Los dos empleados se miraronatontados y uno le dijo al otro:

#¡VALOR!

#¡VALOR!

Moraleja:

No todas las rubias son tontas, pero todos los hombres, son hombres.

  HADA MADRINA

Érase una vez una pareja que cumplía bodas de plata y también sus 60 años de edad. Durante la celebración tuvieron la visita de un hada madrina que les dijo:

#¡VALOR!

– ¡Quiero hacer un viaje alrededor del mundo con mi querido marido! -Pidió la mujer-.

El hada movió la varita mágica y… ¡Abracadabra! Los pasajes aparecieron en las manos de la mujer.

Después le tocó el turno al marido. El pensó por un momento y dijo:

#¡VALOR!

La mujer quedó pasmada, pero un deseo es un deseo…

El hada hizo un círculo con la varita mágica y…
¡Abracadabra! ¡¡El hombre pasó a tener 90 años!!

Moraleja: Los hombres son cabrones, pero las hadas
madrinas… SON MUJERES!!!.

  ELLAS vs ELLOS

Él: No sé por que usas sostén; no tienes nada que poner en él.
Ella: Tú usas calzoncillos, ¿no?

Él: ¿Me amas sólo porque mi padre me dejó una fortuna?
Ella: No, querido. Yo te amaría sin importar quién te la dejó.

Ella: ¿Cómo es que vienes a casa medio borracho?
Él: No es mi culpa; se me acabó el dinero.

Él: Cinco centímetros más y sería un rey…
Ella: Cinco centímetros menos y serías una reina.

Él: Salgamos a divertirnos esta noche.
Ella: Buena idea. El que llegue primero deja la luz de la entrada encendida.

Él: ¿Por qué nunca me dices cuando tienes un orgasmo?
Ella: Lo haría pero nunca estas ahí.

Él: ¿Ensayamos una posición diferente esta noche?
Ella: Buena idea; tú te paras al lado de la mesa de planchar y yo me siento en el sofá a ver la televisión.

  ELECCIÓN
De pequeño Dios me dio a elegir entre tener una memoria increíble o un pito gigante, …y no me acuerdo lo que elegí…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *