Los Mejores 10 Chistes de Tizas

A continuación se muestra nuestra colección de anécdotas divertidas y chistes sobre Tizas. Hay algunos chistes de tizas cortos pizarrones que nadie conoce (para contarle a tus amigos) y para hacerte reír a carcajadas.

Tómese su tiempo para leer esos juegos de palabras y acertijos en los que hace una pregunta con respuestas, o donde la configuración es el remate. Esperamos que encuentres estos juegos de palabras con tizas creta lo suficientemente divertidos como para contarlos y hacer reír a la gente.

Top 10 de los Tizas chistes y juegos de palabras más divertidos

Niño loco

- Mama, mama. En el colegio dicen que estoy loco.
- ¿Y quién dice eso de ti?
- ¡Las tizas!

Ciencias aplicadas

Llega un nuevo profesor a la universidad, trajeado y vistoso, a impartir un curso de fisica fundamental. Desde la tarima popone a sus alumnos el siguiente problema:
- Teniendo en cuenta el volumen que ocupan ustedes (yo no, que para eso soy catedrático), la velocidad del rayo lumínico solar, la aberración del polvo desplazado por la tiza y las vibraciones emitidas por mis cuerdas vocales, calculen la edad que tengo.
Todos los alumnos tiemblan ante el problema, excepto uno que levanta la mano y dice de inmediato: "cuarenta y cuatro".
El catedrático se sorprende y pregunta:
- ¿y usted, cómo lo sabe?
- Muy fácil. Tengo un hermano que tiene 22 y es medio idiota.

Están los alumnos en su sala de computación cada uno con su computador y el profesor, una persona ya mayor les dice:


Como sabrán ustedes esto de las nuevas tecnologías y las pizarras digitales no va conmigo, así que yo haré la clase como siempre usando tiza y pizarra.
Y un alumno con cara de preocupación se atreve a decirle al profesor:
Profesor, ¿qué es una tiza?

Einstein muere y se va al cielo.

Ahí le recibe San Pedro, que le dice:
- Te pareces a Einstein, pero no tienes ni idea de las trampas que hace la gente para poder ir al cielo. ¿Puedes probar quién eres realmente?
Einstein reflexiona unos segundos y pregunta:
- ¿Puedo conseguir una pizarra y una tiza?
San Pedro chaquea los dedos e instantáneamente aparecen una pizarra y tiza. Einstein empieza a describir con símbolos matemáticos complícadísimos su teoría de la relatividad. San Pedro queda totalmente impresionado.
- ¡Eres realmente Einstein!, ¡bienvenido al cielo!
El siguiente en llegar es Picasso. Una vez más, San Pedro pide las credenciales. Picasso pregunta:
- ¿Te importa si uso esa pizarra y esa tiza?
- Adelante -le responde San Pedro.
Picasso borra las ecuaciones de Einstein y esboza un despampanante mural con unos cuantos trazos rápidos de tiza. San Pedro aplaude:
- Estoy seguro de que eres el gran artista que dices ser. ¡Adelante!
Entonces, San Pedro levanta la vista y ve a George W. Bush. Se rasca la cabeza y dice:
- Einstein y Picasso tuvieron que probar su identidad. ¿Cómo probarías la tuya?
George W. queda algo desconcertado y dice:
- ¿Quiénes son Einstein y Picasso?
San Pedro suspira y dice:
- ¡Bienvenido, George!

La profesora en minifalda

Una vez la maestra estaba escribiendo en la pizarra y se le cae la tiza. Se agacha a recogerla y, como tiene una minifalda, los alumnos se ríen. La maestra dice:
- Quien haya visto algo estará suspendido.

Mira a uno y le pregunta:
- Tú, ¿qué has visto?
- Yo vi las pantorrillas.
- Un mes suspendido! Fuera!

A otro estudiante:
- Tú, ¿qué has visto?
- Yo vi los muslos.
- Dos meses suspendido! Fuera!

A otro estudiante:
- Tú, ¿qué has visto?
- Yo vi una parte de una nalga.
- Tres meses suspendido! Fuera!

A Jaimito:
- Y tú, Jaimito, ¿qué has visto?
- Bueno, chicos, nos vemos el año que viene...

En medio de la clase, a la profesora se le cae la tiza cuando escribía en la pizarra.

Cuando se agacha a recogerlo, todos los alumnitos miran y se escuchan risas.
Enojada, la maestra se levanta y dice:
- Juanito, hasta donde viste?
- Ví hasta el tobillo, maestra
- Dos días de suspensión! -le reprocha
- Tú Danielito, ¿hasta dónde viste?
- Hasta la rodilla!
- Una semana de suspensión!
- Y tú, Jaimito? Hasta dónde viste?
- Uuuuy maestra, yo ví hasta el año que viene!

Había una vez un ingeniero que tenia un don excepcional para arreglar cualquier aparato mecánico.

Después de trabajar lealmente para su empresa durante mas de treinta años, se jubilo felizmente.
Algunos años mas tarde, la empresa contacto con el por un problema al parecer imposible de resolver que tenían en una maquina valorada en millones de dólares. Habían intentado todo para volver a poner en marchala máquina pero sin resultado.
Desesperados, llamaron al ingeniero jubilado que en el pasado había resuelto tantos problemas.
El ingeniero acepto el reto encantado. Se paso el día estudiando la inmensa maquina. Al final del día, marco una pequeña 'x' con tiza sobre un cierto componente de la maquina y dijo:
- "Aquí es donde esta el problema".
El componente se cambio y la maquina volvió a trabajar perfectamente.
La empresa recibió del ingeniero una factura de 50.000 dólares por sus servicios. Ante la petición de la empresa de una descripción detallada de la factura, el ingeniero respondió escuetamente:
- Por la marca de tiza: 1 dólar
- Por saber donde ponerla: 49.999 dólares
Se le pago hasta el ultimo centavo y el ingeniero volvió a su apacible retiro.

Se encontraban dos locos en el manicomio, Juan y Pedro.


Pedro, estoy aburrido.
Yo también, ¿Qué podríamos hacer?
Piensan un largo rato y de repente...
¿Qué te parece si corremos una carrera hasta aquella pared?
Bien, ¿Pero cómo sabremos quién llega primero?
nuevamente piensan un largo rato...
Ya sé, si yo llegó primero hago una marca con esta tiza.
¿Y si llego primero yo?
Pues, ¡La borras!

La ley del alumno:

-El alumno no tira tizas.
Estudia la gravedad.

-El alumno no duerme.
Descansa.

-El alumno no insulta a los profesores.
Les recuerda lo que son.

-El alumno no suspende.
Le suspenden.

-El alumno no masca chicle en clase.
Estudia la masa y el volumen.

-El alumno no le pega a sus compañeros
Sólo les intenta maquillar.

-El alumno intenta ser modesto.
Pero que lo otros tengan siempre en cuenta quién es el mejor.

-El alumno no chilla.
Intenta relacionarse o desfogarse.

-El alumno no dice palabrazos.
Añade palabras a su diccionario mental.

-El alumno no destroza el Instituto.
Lo decora.

la maestra estaba escribiendo en la pizarra y se le cae la tiza.

Se agacha a recogerla y, como tiene una minifalda los alumnos se ríen.
La maestra dice:
-Quien haya visto algo estará suspendido.
Mira a uno y le pregunta:
-Tú, ¿qué has visto?
-Yo vi las pantorrillas.
-Un mes suspendido! Fuera!
A otro estudiante:
-Tú, ¿qué has visto?
-Yo vi los muslos.
-Dos meses suspendido! Fuera!
A otro estudiante:
- Tú, ¿qué has visto?
- Yo vi una parte de una nalga.
- Tres meses suspendido! Fuera!
A Jaimito:
- Y tú, Jaimito, ¿qué has visto?
- Bueno, chicos, nos vemos el año que viene.

Basta pensar que hay chistes basados en la verdad que pueden derribar gobiernos, o chistes que hacen reír a las chicas. Muchos de los tizas katún los chistes y los juegos de palabras son chistes que se supone que son divertidos, pero algunos pueden ser ofensivos. Cuando los chistes van demasiado lejos, son crueles o racistas, tratamos de silenciarlos y será genial si nos das tu opinión cada vez que un chiste se vuelve intimidante e inapropiado.

Sugerimos usar solo tizas pizarra bromas para adultos y blagues para amigos. Algunos de los chistes obscenos y obscenos son divertidos, pero utilícelos con precaución en la vida real. Intenta recordar chistes divertidos que nunca hayas escuchado para contarles a tus amigos y te harán reír.

Chistes y Risas