Los Mejores 9 Chistes de Entras

A continuación se muestra nuestra colección de anécdotas divertidas y chistes sobre Entras. Hay algunos chistes de entras cortos que nadie conoce (para contarle a tus amigos) y para hacerte reír a carcajadas.

Tómese su tiempo para leer esos juegos de palabras y acertijos en los que hace una pregunta con respuestas, o donde la configuración es el remate. Esperamos que encuentres estos juegos de palabras con entras lo suficientemente divertidos como para contarlos y hacer reír a la gente.

Top 10 de los Entras chistes y juegos de palabras más divertidos

Sabes que estas bien tarde cuando entras a la clase de ingles y saludas con, "¡Hola!

"

Y te responden con, "Goodbye!"

Bien tarde...

Sabes que estas bien tarde cuando entras a la clase de ingles y saludas con, "¡Hola!"


Y te responden con, "Goodbye!"

Dos amigos q entran al coche de uno de ellos:


- ey tío! Estoy hasta las narices de q siempre q entras a mi coche lo hagas con un cubata en la mano.
- dejare de hacerlo cuando quites ese cartel de "bebe a bordo"

Esta es una familia tan pobre, tan pobre, que cuando entras a su casa y pisas una colilla, la madre pregunta:


¿Quién ha apagado la calefacción?

Había una vez un tipo que su gran sueño era actuar, un día un amigo le consigue un pequeñísimo papel, en una obra de teatro.
El tipo lo único que tenía que decir era:
Aquí he llegado mi reina. Y se pasaba todo el día practicando:
Aquí he llegado mi reina.
Aquí he llegado mi reina.
Aquí he llegado mi reina.
Aquí he llegado mi reina.
Toda la semana se pasó practicando el "Aquí he llegado mi reina".
Llegado el día de la obra se encuentra al costado del director. La obra empieza y empieza el primer acto y el tipo le pregunta al director:
¿Entro, entro?
¡No, todavía no!
Llega el segundo acto y el tipo insiste:
¿Entro, entro?
¡No, entras más adelante!
Empieza el tercer acto:
¿Entro, entro?
¡No, espera un rato más!
Y en esa escena matan al rey. Al comenzar el cuarto acto le dice el director:
Dale, ahora entra.
El tipo entra y le dice a la reina:
Aquí he llegado mi reina.
Y la reina le contesta:
Has llegado tarde ya lo han matado.
Y el tipo responde:
¡Lo que pasa es que éste estúpido no me dejaba entrar!

Un suicida mexicano llega al i**.

.. y es recibido por una diablita que le sirve de guía para hacer un tour por el inmenso y caluroso lugar. Lo primero que le explica es que allí hay un i**... por cada país y empieza a mostrárselos:
-Este es el i**... alemán; Aquí cuando entras te sientan por una hora sobre el fuego producido por una enorme estufa a gas, luego te meten en una pileta de agua helada a 20 grados bajo cero, enseguida te sientan en una silla eléctrica durante dos horas, y finalmente viene el diablo germano y te azota con un látigo durante tres horas.
No, este no me gusta; muéstreme otro -dice el suicida.
-Bien -dice la diabla- Este es el i**... ruso; Aquí cuando entras te sientan por una hora sobre el fuego producido por una enorme estufa a gas, luego te meten en una pileta de agua helada a 20 grados bajo cero, enseguida te sientan en una silla eléctrica durante dos horas, y finalmente viene el....
-¡Oiga! aquí hacen lo mismo que en el otro... -interrumpe el suicida.
-Si -dice la diabla-, La verdad es que en todos los infiernos hacen lo mismo.
-Y si todos los infiernos son iguales, ¿por qué en ese de allá, están haciendo fila para entrar?
-Ah, es que ese es el i**... de un país latinoamericano. Y, aunque esta diseñado para los mismos castigos, no se pueden realizar porque allí nunca hay gas, la energía eléctrica no sirve porque se robaron los cables para vender el cobre, el agua la cortaron por falta de pago, y el diablo que es un burócrata, viene, firma la planilla y se va...!

Había una vez un tipo que su gran sueño era actuar, un día un amigo le consigue un pequeñísimo papel, en una obra de teatro.
El tipo lo único que tenía que decir era:
Aquí he llegado mi reina. Y se pasaba todo el día practicando:
Aquí he llegado mi reina.
Aquí he llegado mi reina.
Aquí he llegado mi reina.
Aquí he llegado mi reina.
Toda la semana se pasó practicando el "Aquí he llegado mi reina".
Llegado el día de la obra se encuentra al costado del director. La obra empieza y empieza el primer acto y el tipo le pregunta al director:
¿Entro, entro?
¡No, todavía no!
Llega el segundo acto y el tipo insiste:
¿Entro, entro?
¡No, entras más adelante!
Empieza el tercer acto:
¿Entro, entro?
¡No, espera un rato más!
Y en esa escena matan al rey. Al comenzar el cuarto acto le dice el director:
Dale, ahora entra.
El tipo entra y le dice a la reina:
Aquí he llegado mi reina.
Y la reina le contesta:
Has llegado tarde ya lo han matado.
Y el tipo responde:
¡Lo que pasa es que éste estúpido no me dejaba entrar!

Síntomas de vivir en el 2001.


Parte II

11. Cuando haces llamadas telefónicas desde tu casa, por error oprimes primero el 9 ó 0 para tomar línea.

12. Lo que más lamentas de reformatear el disco duro de tu computadora es que pierdes todos tus "bookmarks" o "favoritos".

13. Es oscuro cuando entras y sales de trabajar, ¡Pero en verano!

Un abogado se muere y se va al cielo, llega y toca la puerta.

En eso sale San Pedro y le dice:
- ¿Tu quién eres?
- Yo soy abogado y bueno pues me han mandado al cielo. -responde al abogado. - No, no! tu no puedes entrar acá.
- ¿Pero como que no puedo entrar?, ¿tu quién eres para decirme que no puedo entrar?
- ¿Cómo?!... yo soy San pedro, el que decide si entrás o no.
- A ver, ¿dónde está tu título que dice que eres San pedro el único que puede dejar o no entrar al cielo?
- Un ratito. -le dice y se va corriendo a buscar a Jesús y le cuenta pues que en la puerta había un abogado que quería entrar al cielo y que como él no quería entonces le había pedido su título que por favor salga. Entonces sale Jesús:
- Bueno hombre al parecer tú no puedes entrar al cielo porque estamos llenos de abogados y ya... ya no pues.
- ¿Cómo que no hay sitio, tu quién eres para que no me dejes entrar?
- Yo soy Jesús el hijo de Dios y te digo que ya no puedes entrar al cielo.
- ¿Cómo que hijo de Dios? ¿cuál Dios?, haber enséñame tu partida de nacimiento, ¿dónde dice que eres el hijo de Dios?
Entonces Jesús va a buscar a Dios...
- Pa, pa... allá afuera hay un abogado que quiere entrar al cielo, primero le pidió su título a San Pedro, luego me pidió partida de nacimiento para ver si soy hijo de Dios... ¿qué hago?
- Ya, ya, ya... déjalo entrar nomás, no vaya ser que me pida partida de matrimonio...

Basta pensar que hay chistes basados en la verdad que pueden derribar gobiernos, o chistes que hacen reír a las chicas. Muchos de los entras los chistes y los juegos de palabras son chistes que se supone que son divertidos, pero algunos pueden ser ofensivos. Cuando los chistes van demasiado lejos, son crueles o racistas, tratamos de silenciarlos y será genial si nos das tu opinión cada vez que un chiste se vuelve intimidante e inapropiado.

Sugerimos usar solo entras bromas para adultos y blagues para amigos. Algunos de los chistes obscenos y obscenos son divertidos, pero utilícelos con precaución en la vida real. Intenta recordar chistes divertidos que nunca hayas escuchado para contarles a tus amigos y te harán reír.

Chistes y Risas