Los Mejores 11 Chistes de Feligreses

A continuación se muestra nuestra colección de anécdotas divertidas y chistes sobre Feligreses. Hay algunos chistes de feligreses cortos que nadie conoce (para contarle a tus amigos) y para hacerte reír a carcajadas.

Tómese su tiempo para leer esos juegos de palabras y acertijos en los que hace una pregunta con respuestas, o donde la configuración es el remate. Esperamos que encuentres estos juegos de palabras con feligreses lo suficientemente divertidos como para contarlos y hacer reír a la gente.

Top 10 de los Feligreses chistes y juegos de palabras más divertidos

capítulo 32 de San Lucas

Los feligreses en la iglesia y el padre comienza a hablar:
- Hermanos hoy vamos a hablar de las mentiras. ¿cuantos de ustedes recuerdan que dice el capitulo 32 de San Lucas?
- Y todos levantaron las manos.
- Precisamente a eso me refería, el evangelio de San Lucas solo tiene 24 capítulos.

Golf en domingo

Un domingo, después de la misa, uno de los feligreses se acerca al párroco y le pregunta:
- Reverendo, ¿es pecado jugar al golf en domingo?
- Hijo mío, dijo el padre poniendo la mano sobre su hombro, te he visto jugar al golf, en tu caso es un pecado cualquier día.

Un amigo estaba delante de mí saliendo de la iglesia un día, y el sacerdote estaba de pie en la puerta saludando a los feligreses como lo hacía siempre. El agarró a mi amigo de la mano lo tiro hacia un lado.
El sacerdote le dijo: “Tu necesitas unirte al Ejercito de Dios”
Mi amigo respondió: Yo ya estoy en el ejercito de Dios, padre”
El sacerdote preguntó: “¿Por qué entonces no te veo en misa a excepción de la Navidad y la Pascua de Resurrección?”
Él le susurro de vuelta: “Es que estoy en el servicio secreto.”

El párroco se estaba retirando después de 25 años a cargo de la parroquia y los feligreses decidieron ofrecer una cena de despedida en su honor.
Se escogió a un destacado político local, miembro de la parroquia, para dar un pequeño discurso durante la cena. Pero se retrasó y el sacerdote decidió entonces decir unas breves palabras mientras esperaban al político.
"Obtuve mi primera impresión sobre esta parroquia en la primera confesión que debí escuchar. Pensé que había sido destinado a un lugar terrible. La primera persona que entró a mi confesionario me dijo que había robado un televisor y que, al ser detenido por la policía, casi había matado al oficial. Había robado dinero a sus padres, sustraído mercancía de su sitio de trabajo, había tenido un romance con la esposa de su jefe y tomaba estupefacientes. Yo estaba anonadado...
Pero a medida que pasaban los días, me di cuenta que la gente de esta parroquia no era nada así y que ciertamente había venido a una comunidad llena de gente buena y amable...".
Justo cuando el sacerdote terminaba sus palabras, el político entró al salón, disculpándose por la tardanza. Inmediatamente comenzó su presentación y el discurso en honor del párroco saliente.

"Nunca olvidaré el primer día que el Padre llegó a nuestra parroquia", dijo el político.
"De hecho, tuve el honor de ser el primero en confesarme con él"

Un cura rural nota que se le está hinchando mucho la barriga y acude al hospital.


Los médicos que lo atienden, se dan cuenta inmediatamente de que es una simple acumulación de gases, pero deciden gastarle una broma.
Lo anestesian, y con medicación consiguen rebajarle la hinchazón, le colocan a su lado a un bebé recién nacido huerfanito y cuando despierta de la anestesia le dicen que ha dado a luz y que ese es su hijo.
El cura, sorprendido, decide volver a la parroquia con el bebé diciendo a sus feligreses que es un sobrino al que se le ha muerto su madre y que lo va a cuidar él.
Pasan los años, el bebé ya es un hombre de más de 20 años y el cura, enfermo, en su lecho de muerte lo llama.
El presunto sobrino se acerca y le dice:
- ¿Qué quieres, tío?.
- Precisamente de eso te quería hablar - le responde -.
- No necesitas decirme nada, ya hace mucho tiempo que sospechaba que no eras mi tío, sino que eras mi padre.
- No, hijo, no. No soy tu padre, sino tu madre; ¡¡¡tu padre es el Obispo!!!.

Un domingo estaba el padre de la parroquia regañando a los feligreses ya que daban muy pocas ofrendas y les dice:


Hermanos, hoy vamos a recoger las ofrendas de una manera diferente, quiero que sin ver sus bolsillos metan la mano dentro y echen a la bandeja el billete que agarren, sin mirar que cantidad es. Y para que vieran los fieles como era, metió la mano en su bolsillo y cuando la sacó, era un billete de 100 dólares y exclama:
¡Te reprendo Satanás!

El Padre muy preocupado porque sus feligreses estaban llegando muy tarde a misa, pregunta:


¿Verdad que ustedes están viniendo tarde a misa porque se quedan viendo el Chapulín Colorado? ¡Que levante la mano el que viene tarde por ver el Chapulín Colorado!
Todos los miembros se quedan viendo entre sí como perplejos porque han sido descubiertos por la revelación del sacerdote, y como no podían ocultarlo más uno por uno comenzaron a levantar su mano. A lo que el sacerdote dice:
¡Ahaaaa! ¡Lo sospeché desde un principio! ¡No contaban con mi astucia!

El arzobispo manda a un cura de Granada, para que vaya a Sevilla a cubrir una baja de tres semanas en una parroquia sevillana. El cura acepta el puesto, pero muy a disgusto porque odia a muerte a Sevilla y a los sevillanos.
El primer día, empieza su misa con Adan y Eva, con una mala follá que a duras penas podía reprimir:
–Empecemos con el Génesis… Adán, ese hombre casto, virtuoso… del barrio de la Chana de Granada. Y Eva… esa mujer perversa, encarnación del mal… del barrio de la Macarena de Sevilla…!!!
Y así todo el rato, para el asombro e indignación de los feligreses. A la semana siguiente, el cura vuelve a las andadas:
–Continuamos con el Génesis… Abel, ese hombre honrado, trabajador, un dechado de virtudes… del Zaídín, de Granada. Y Caín, hombre depravado, violento, asesino por naturaleza… del barrio de Triana, de Sevilla…!!!
Al acabar la misa, los feligreses salen indignados, y sus quejas acaban llegando a oídos del arzobispo, que llama al cura a su presencia, y le reprende:
–Hombre, esto no puede ser. Entiendo que tienes tus recelos contra los sevillanos, pero estás dando misa y no puedes decir lo que quieras. Sólo te queda una semana, así que mantén la templanza.
El cura, a regañadientes, le da la razón. Al día siguiente, en misa, está más cabreado que nunca, y decide pasar directamente a la Última Cena:
–Y Jesús le dice a los apóstoles: «En verdad os digo, que uno de vosotros me traicionará». Todos ellos, sorprendidos, van preguntando, primero Pedro: «¿Seré yo, maestro?», luego Juan: ¿Seré yo, mi señor», y así hasta llegar al miserable Judas Iscariote, que dice… «¿Seré yo, mi arma????»

Llega un circo a un pueblo, a la par de la iglesia hay un terreno vacio ideal para su montaje, el alcalde del pueblo le dice al dueño del circo que tiene que hablar con el párroco para el permiso, pero era domingo la gente en misa y en confesiones, así es que el dueño se las ingenia y se logra colar en el confesionario dejando atrás una cola de feligreses bastante larga. Adentro del confesionario le dice al padre: padre quiero poner mi circo a la par de la iglesia, el padre le dice que no porque los circos degradan la imagen y la mente de las personas, ya que traen mujeres casi desnudas. El dueño le dice: no padre en mi circo solo actos de malabarismos y trapecistas tenemos, si quiere le demuestro. Está bien le dice el padre, salgamos, salen del confesionario y el dueño le demuestra saltando hacia atrás, cayendo en un candelabro de la iglesia, dando otro salto cae de cabeza en el altar, luego salta de nuevo y se balancea en las cortinas y salta delante del padre, el padre le dice solo esto es , si contesta el dueño, entonces te doy el permiso hijo, gracias padre. Se retira el dueño del circo y se queda el padre con el sacristán y el padre le pregunta dónde esta toda la gente para confesión, y el sacristán le contesta, padre ¿con esa penitencia que le puso a ese cristiano? que quiere que hiciera la gente.

Estaba un Padre en el confesionario y le empiezan a dar ganas de ir al baño, (o sea a hacer de la chiss), se asoma y ve a un feligrés sentado en la banca y le dice:
Disculpe mi estimado feligrés, fíjese que traigo una necesidad fisiológica y ya no me aguanto...no me tardo nada… por favor ayúdeme a dar las confesiones, es muy fácil, adentro tengo una lista de los distintos pecados con sus correspondientes penitencias, ¿¿me hace el favor??
"Si Padre, pero por favor no se tarde", le contesta el feligrés.
Se va el Padre al baño y se mete el feligrés al confesionario. De repente llega la primera persona.
"Dime tus pecados hijo", dice el feligrés.
"Acúsame Padre de tener **** anal".
En chinga el feligrés empieza a buscar en la lista de pecados y no lo encuentra, por lo cual no sabe que penitencia darle... Se asoma por la puerta y ve a un monaguillo y le dice:
"Pst, pst... ¡¡Oye tú monaguillo!!... ¿¿¿No sabes cuánto da el padre por **** anal????"
"Ah si, dos Carlos V con nuez y una paleta payaso".

Cómo repartir las limosnas de los feligreses

Se encuentran un cura inglés, un cura francés y un cura argentino, dando cada uno su opinión de cómo repartir las limosnas de los feligreses.

El ingles propone:
- Trazamos un círculo en el suelo, tiramos las monedas al aire, las que caigan dentro, se las ofrecemos a Dios, y las otras para la parroquia.

El francés no está de acuerdo con el inglés y dice:
- ¡Ah!, no,no, escuchar, yo propongo trazar una línea recta en el suelo, tirar las monedas al aire, las que caigan a la derecha se las ofrecemos a Dios, y las otras, para la parroquia.

El argentino desaprueba las propuestas del inglés y del francés y dice:
- NO,no, mejor tiramos las monedas al aire, ¡Las que agarre Dios para él! ¡Y LAS OTRAS PARA LA PARROQUIA!.

Puedes explorar feligreses de Reddit de una sola línea, incluidos chistes y bromas. Léelos y entenderás qué chistes son divertidos. Aquellos de ustedes que tienen adolescentes pueden contarles chistes sobre feligreses limpios. También hay juegos de palabras con feligreses para niños, niños de 5 años, niños y niñas.

Basta pensar que hay chistes basados en la verdad que pueden derribar gobiernos, o chistes que hacen reír a las chicas. Muchos de los feligreses los chistes y los juegos de palabras son chistes que se supone que son divertidos, pero algunos pueden ser ofensivos. Cuando los chistes van demasiado lejos, son crueles o racistas, tratamos de silenciarlos y será genial si nos das tu opinión cada vez que un chiste se vuelve intimidante e inapropiado.

Sugerimos usar solo feligreses bromas para adultos y blagues para amigos. Algunos de los chistes obscenos y obscenos son divertidos, pero utilícelos con precaución en la vida real. Intenta recordar chistes divertidos que nunca hayas escuchado para contarles a tus amigos y te harán reír.

Chistes y Risas