Los Mejores 5 Chistes de Vengo Confesarme

A continuación se muestra nuestra colección de anécdotas divertidas y chistes sobre Vengo Confesarme. Hay algunos chistes de vengo confesarme cortos que nadie conoce (para contarle a tus amigos) y para hacerte reír a carcajadas.

Tómese su tiempo para leer esos juegos de palabras y acertijos en los que hace una pregunta con respuestas, o donde la configuración es el remate. Esperamos que encuentres estos juegos de palabras con vengo confesarme lo suficientemente divertidos como para contarlos y hacer reír a la gente.

Top 10 de los Vengo Confesarme chistes y juegos de palabras más divertidos

Regresa Pepito de la iglesia con cara de preocupación, su mamá lo ve por lo que le pregunta:


¿Pero Pepito qué te pasa?
Es que vengo de confesarme, y el padre me ha pedido de penitencia rezar 3 Padres Nuestros.
¿y Cuál es el problema?
¡Es que solo me sé uno!

Entra uno a una iglesia a confesarse y le dice al cura:

Padre vengo a confesarme de que soy un incendiario, sale corriendo el cura del confesionario apagandose la sotana y dice,: tu lo que eres un hijo de puta

— Padre vengo a confesarme
— Dime hija mia!


— Le hice sexo oral al cura del otro pueblo.
— Mal hecho hija, tu sabes que tu parroquia es esta.

Era un rocanrolero que se va a confesar.


Padre, vengo a confesarme, yeah, yeah, yeah.
Y el padre le contesta:
No te puedo confesar hasta que te cortes el cabello.
Pasa un año, dos años, tres años y llega el rocanrolero.
Padre vengo a confesarme yeah, yeah, yeah.
No hijo, hasta que te quites esos aretes, esas pulseras y todos esos colguijos que traes.
Pasan cinco años, seis años y llega otra vez a confesarse.
Padre vengo a confesarme, yeah, yeah, yeah.
Que no hasta que te vistas como la gente y te quites eso del yeah, yeah, yeah.
Pasan cinco, diez, quince años y llega a confesarse.
Padre vengo a confesarme.
Y el padre le contesta:
Hijo mío, dime tus pecados yeah, yeah, yeah.

Entra una rubia espectacular al confesionario y le dice al cura:


- Padre, vengo a confesarme.
- Dime, hija, ¿cuáles son tus pecados?
- Mire, estaba yo en casa con mi novio cuando mi madre marchó a comprar...
- Sigue, sigue...
- Entonces, mi novio empezó a besarme...
- Continúa...
- Me quitó la blusa...
- Sigue, ¿qué más...?
- Me quito la ropa interior...
- ¿Qué mas, qué mas...?
- Me echó en la cama y...
- Sigue, sigue, no pares...
- Entonces llegó mi madre.
- ¡Joder con tu madre! ¡Qué inoportuna! LoL

Basta pensar que hay chistes basados en la verdad que pueden derribar gobiernos, o chistes que hacen reír a las chicas. Muchos de los vengo confesarme los chistes y los juegos de palabras son chistes que se supone que son divertidos, pero algunos pueden ser ofensivos. Cuando los chistes van demasiado lejos, son crueles o racistas, tratamos de silenciarlos y será genial si nos das tu opinión cada vez que un chiste se vuelve intimidante e inapropiado.

Sugerimos usar solo vengo confesarme bromas para adultos y blagues para amigos. Algunos de los chistes obscenos y obscenos son divertidos, pero utilícelos con precaución en la vida real. Intenta recordar chistes divertidos que nunca hayas escuchado para contarles a tus amigos y te harán reír.

Chistes y Risas