Los Mejores 50 Chistes de Campesinos

A continuación se muestra nuestra colección de anécdotas divertidas y chistes sobre Campesinos. Hay algunos chistes de campesinos cortos grandotas que nadie conoce (para contarle a tus amigos) y para hacerte reír a carcajadas.

Tómese su tiempo para leer esos juegos de palabras y acertijos en los que hace una pregunta con respuestas, o donde la configuración es el remate. Esperamos que encuentres estos juegos de palabras con campesinos reunidas lo suficientemente divertidos como para contarlos y hacer reír a la gente.

Top 10 de los Campesinos chistes y juegos de palabras más divertidos

Un campesino a su hijo:
–Hijo, anda, ve y arranca el tractor.
–Bueno… ¿Dónde lo has plantao?

Un campesino llega a una panadería:


Guenas tardes, mi dijo la señora qui preguntara si ya salió el pan.
Sí, acaba de salir, responde el panadero.
Oiga, ¿Y cómo a qui oras regresará?

Le dice un campesino muy despistado a su mujer:


- Paquita, ¿cómo me ves mejor? ¿Sin sombrero o sin boina?

Do you speak English?

Se encuentra un inglés con un campesino español y dice:
- Do you speak English?
- ¿Cómo dice usted?
- Do you speak English?
- ¡No lo entiendo!
- Le pregunto que si habla usted Inglés.
- ¡Ah sí, perfectamente!

Dos campesinos compran 50 cerdos y uno le dice al otro:


¿Dónde los metemos?
En la casa.
¿Y el olor?
Bueno, ellos ya se acostumbraran.

Dicen que un pastuso se murió de risa, y al rato de la autopsia los doctores no le encontraron el chiste.

¿De cerca o de lejos?

Un campesino va a la capital para comprarse unas gafas y cuando llega a la óptica le pregunta el oculista:
- Para qué las quiere caballero, ¿para cerca o para lejos?
- No! No muy lejos... para aquí por la provincia...

Un campesino consiguió visa y viaja en avión desde su pueblo a la capital.

Lleva alrededor de 4 horas viajando y ya está muy cansado de estar sentado. Como ya no aguanta más dice en voz alta:
¡Me deja en la próxima parada!

Se encuentran dos campesinos y uno dice:


Yo tengo un loro que dice "papa".
Y el otro le contesta:
Y yo tengo una lata que dice "arvejas".

Un agricultor está trabajando en la huerta, se acerca un chico y le pregunta:


Señor, ¿Qué le pone a las frutillas?
Le estoy poniendo fertilizante.
Ah, ¡Yo le pongo crema!

Entra un campesino a una farmacia y pide un desodorante.

La vendedora le pregunta:
- ¿de bolita?
y él le responde:
- no, no, de sobaco.

Puedes explorar campesinos compadres de Reddit de una sola línea, incluidos chistes y bromas. Léelos y entenderás qué chistes son divertidos. Aquellos de ustedes que tienen adolescentes pueden contarles chistes sobre campesinos lazolimpios. También hay juegos de palabras con campesinos para niños, niños de 5 años, niños y niñas.

Un campesino baja al pueblo con su caballo, y lo amarra frente a la estación de policía, y al amarrarlo el animal se surra en la banqueta del lugar y al verlo un gendarme le dice:
Oiga señor, yo le daré parte de esto al jefe.
El campesino le contesta:
¡Si quiere déselo todo, que a mi, no me va a servir!

Pa las fresas

En el campo un amigo ve al otro con una carretilla llena de estiércol y le pregunta:
- Oye,¿donde vas con todo ese estiércol?
- Pues a echarlo a las fresas
- ¿Y no las has probado con nata?

El presidente sale a pasear por el campo y se cae en un pozo profundo.

Empieza a gritar hasta que un campesino lo oye y se acerca al pozo.
¡Por favor ayúdeme, estoy mal herido!
¿Mal herido? Responde el campesino al reconocerlo y sonriendo dice:
¡No, el problema es que está muy mal enterrado!

Resulta que el patrón de una quinta estaba harto de saber que le robaban maíz en su chaco, hasta que un día, divisa de lejos a su criado, con un costal repleto y le pregunta:
¿Qué llevas en ese saco?
El criado responde:
Pescao, patroncito.
¿Y para qué?
El criado responde:
¡Para hacer tamales!

El campesino cateto que va viajando en avión hacia la capital.

Cuando van 4 horas se le hace largo el viaje, no pude mas y grita: ¡Ya no aguanto más! Pare en la próxima parada por favor.

Un paleto le dice a su madre:


Ma ma madre, recojo las olivas negras que hay por el corral.
¿Olivas negras? hijo, si son cagalutas de la cabra.
Ya decía yo que no tenían hueso.

Un rayo mató a una campesina, policías buscan culpables.

Un campesino amigo mío recibió una carta que decía:


Lea la carta por el reverso, es muy importante.
Y por el otro lado decía:
Lea el reverso, es muy importante.
El campesino quedó con la duda, y se murió leyendo la carta.

Un campesino ve que su vecino le está ando vueltas a la cola de un gallo.

Intrigado, le pregunta qué está haciendo. Y el otro le responde:
- ¡Le estoy dando cuerda porque mañana tengo que madrugar!

Había un campesino que andaba muy preocupado, le habían robado 200 cabezas de ganado (de vacas), y el hombre puso un aviso en el diario que decía:
"Por favor devuélvanme las 200 cabezas de ganado porque las vacas se andan chocando entre si."

En el cementerio se lee:

"Aquí yace un abogado, un hombre honrado, un hombre íntegro".
El campesino se persigna y dice asustado:¡Virgen Santísima, enterraron a tres hombres en la misma fosa!

¿En que se parece un campesino a una persona que limpia heridas a un
campesino?

en que los dos dicen algodón.

Un campesino pasa frente a una lápida que dice:

Aquí yace un abogado, un hombre honrado, un hombre íntegro. El campesino se persigna y dice asustado:
¡Vírgen Santísima, enterraron a tres hombres en la misma fosa!

Un campesino harto de su vida se quería suicidar, entonces se sube a un árbol para colgarse, y en lo que está por aventarse, se rompe la rama, y se saca la mugre. Viéndose en el suelo todo maltratado dice:
¡Ay, por querer suicidarme casi me he matado!

A un señor se le había muerto una hermana;

y un buen amigo de él le pregunta:
Oiga compadre, ¿Y de qué murió su hermana?
El señor responde:
Pues, de acuerdo a los médicos parece que se murió en un maizal.
Su amigo:
¿Y eso por qué?
Pues, los médicos dicen que se murió de heridas contusas.

El Rey y el pronostico del tiempo

Había una vez un rey que quería ir a pescar. Llamó al meteorólogo real y preguntó por el pronóstico del tiempo para las próximas horas. El meteorólogo le aseguró que no había ninguna posibilidad de lluvia en los próximos días.

Así que el rey fue a pescar con su esposa, la reina. En el camino se encontró con un granjero que iba en su burro. Al ver al rey, el granjero le dijo:
- Su Majestad, debe regresar al palacio de inmediato porque en poco tiempo una gran cantidad de lluvia caerá en esta zona.

El rey hizo caso omiso confiando en su pronosticador profesional del tiempo. Así que siguió su camino.

Poco tiempo después una lluvia torrencial cayó del cielo. El rey y la reina quedaron totalmente empapados y su séquito se rió al verlos en ese estado tan vergonzoso.

Furioso, el rey regresó al palacio y dio la orden de despedir al profesional. Entonces convocó al granjero y le ofreció el prestigioso y muy bien pagado trabajo de pronosticador real.

Pero el granjero le contestó:
- Su Majestad, no sé nada de previsiones, obtengo mi información de mi asno, si veo las orejas de mi asno caer, significa con certeza que lloverá.

Así que el rey contrató al burro. Y así comenzó la práctica de contratar burros para trabajar en el gobierno y ocupar las posiciones más altas e influyentes.

Una vez un campesino, un burro y un perro iban por el monte.

Llevaban tres horas caminando, de pronto se detuvo el burro y le dice al campesino:
Por favor patrón, descansemos un poco.
El campesino se quedó mirando al burro y salió corriendo, el perro también salió, como a la hora de estar corriendo, se paró el campesino a descansar y le dice el perro:
¡Uy que susto que nos dio ese burro! ¿No, patrón?

Dos campesinos se encontraban en un bar y uno le dice al otro:


En mi pueblo se dan unas calabazotas grandotas, pero grandotas, como de 2 metros.
Y el otro le contesta sorprendido:
¡No me diga!, y para no dejar mal a su pueblo, él también le dice:
En mi pueblo se hacen unas cazuelotas pero cazuelotas, como de 2 metros.
Y el otro le pregunta:
¿Y para qué son esas cazuelotas?
Y le contesta:
Bueno, ¡Es para cocinar sus calabazotas!

Iba un camion con puros politico, en la carretera, de repente el chofer pierde el control y se estrella cerca de la casa de un campesino, el cual decide enterrar a los politicos, a los pocos dias llega un policia y le pregunta al campesino. "Oiga usted sabe que paso con los politicos que iban abordo del camion".
El campesino contesta "los enterre", el policia sorprendido le pregunta y ¿estaban todos muertos?
El campesino le dice -pues unos decian que no pero ya ve usted como son los politicos de mentirosos

Este era un campesino que iba por primera vez a la ciudad, él iba en su carreta que era jalada por un caballo, en su carreta iba un perro y un gato. Cuando ya iban llegando a la ciudad, un hombre en un carro 4x4 los atropelló, y la carreta salió volando de la carretera.
El señor de la 4x4 se bajó del carro con una escopeta, buscó y buscó hasta que encontró al gato que decía miau, miau, casi moribundo, el hombre se compadeció del pobre animal y dijo:
¡Yo no puedo ver a este animal sufrir así!, y le tiró 2 balazos, buscó más adelante y encontró al perro, éste ya casi ni respiraba y también le tiró dos balazos, y a todo esto, el campesino había visto todo lo que el hombre había hecho con los animales, siguió buscando y encontró al campesino con un ojo afuera, una mano que se le había destrozado, un pie quebrado. Y el campesino le dice al hombre:
¡Jo!, parece mentira pero a mi no me ha pasado nada.

Estaba un hombre dando de pastar a su rebaño de ovejas, cuando de repente aparece por el inhóspito camino una 4x4 full 0KM. Para frente al viejito y se baja un chavo de no más de 30, traje negro, camisa blanca "Hugo Boss" y zapatos "DKNY", se acerca al viejo y le dice:
Señor, si yo le adivino cuántas ovejas tiene usted en su rebaño, ¿me regala una?
El viejo responde con algo de asombro:
Sí, como no.
Entonces el joven vuelve a su 4x4 y saca una Toshiba Tecra 8000 con 128 MB de RAM, se conecta a la Red de Redes, baja una base de datos de 300 MB, entra a una página de la NASA, mediante un satélite identifica la zona exacta de dónde está el rebaño, calcula el promedio histórico del tamaño de una oveja tipo "Merino", mediante una tabla dinámica de Excel y con la ejecución de algunas Macros personalizadas en Visual Basic, logra completar el diagrama de flujo del Microsoft Project, y luego de tres horas le responde al viejo:
Usted tiene 1.347 ovejas y 4 pueden estar preñadas.
El viejo asintió y le dijo que efectivamente así era, y que se llevara una oveja.
El joven tomó una y la cargó en la camioneta, cuando se estaba por ir el viejo lo detuvo y le preguntó:
Disculpe, pero si yo llegase a adivinar en donde estudió, ¿usted me devuelve mi oveja?
El joven le dijo sonriente:
Seguro, hombre. Mientras abría la puerta de su 4x4 para marcharse.
El viejo entonces contestó:
Usted estudió en el Tecnologico
El joven sorprendido completamente comentó:
¡Exacto!
Y mientras le devolvía la oveja que había tomado preguntó:
¿Cómo se dio cuenta?
Y el viejo le respondió:
Por 4 razones: Primero por estupido, segundo vino sin que yo le hablara, tercero me cobró por decirme algo que yo ya sé, cuarta, se nota que no conoce NADA de negocios, porque se estaba llevando un pinche perro.

Un día a dos campesinos atlantes, Venancio y Manolo, les regalaron un cochino (cerdo) a cada uno, pero no sabían como diferenciarlos.
Venancio, ya sé, córtale una pata a uno y el que no tenga pata es mío y el otro es tuyo.
En la noche, los cochinos se pelean y se quedan los dos con tres patas solamente, entonces Manolo dijo:
¡Córtale una oreja a uno y ese es mío, el que tenga dos orejas es tuyo.
De nuevo en la noche se pelean los cerdos y se quedan los dos sin una oreja. Entonces Venancio dice:
Córtale la cola a uno y ese será mío.
Por supuesto que en la noche se vuelven a pelear y se quedan sin cola, de pronto Venancio tiene una gran idea:
¡Ya sé!, el blanco es tuyo y el negro mío.

Una pareja de campesinos había deseado toda su vida tener hijos e intentaban, intentaban y nada, hasta que un día le dieron la buena noticia que iban a tener un hijo varón. Al cual bautizaron como Tiros.
Ellos muy felices lo criaron, cuando cumplió casi los 18 se fue a la ciudad. Los meses pasaron y pasaron y los padres no sabían nada de él. Hasta que un compadre se acerca a su casa y le dice:
Compadrito, tengo muy buenas noticias de Tiros, le enseña el periódico y donde dice: "Tiros en la universidad".
Entre todos se felicitan y matan a la vaca más gorda y grande y festejan por su triunfo. Pasan unos 2 meses vuelve el compadre y le dice:
Tengo noticias de tu hijo: Tiros para abogado. Vuelven a matar a la vaca más grande y hacen una gran fiesta, todo el pueblo se enteró, todos fueron invitados. A los 5 meses viene el compadre y le dice:
Le tengo malas noticias compadrito y ven el título del periódico y dice: "A tiros lo mata la policía".

Dos amigos, Juan y Manuel, se van a cazar al campo, y al llegar al punto de encuentro Juan le dice a Manuel:


Compadre, ¿tienes cartuchos para prestarme?, es que se me han olvidado en casa.
Es que sólo tengo dos, y si te doy uno no voy a cazar nada, respondió Manuel.
Venga ya, entonces yo, ¿me quedo con los brazos cruzados o qué?, insistió Juan.
Está bien, toma uno, vete por aquel lado y yo me iré por este, y dentro de media hora nos vemos aquí, ¿vale?, cedió Manuel.
Venga.
Entonces se marchan y vuelven a la media hora:
Hombre Juan, ya era hora, ¿has cazado mucho?, preguntó.
Dos perdices y una liebre, respondió.
¿Y cómo lo has hecho?, preguntó Manuel.
Nada, salieron volando dos perdices a la vez, una liebre saltó, y de un escopetazo me lo llevé todo por delante, ¿y tú que has cazado?, preguntó.
Pues yo, nueve perdices, y diez tórtolas, respondió Manuel.
¿Y cómo lo has hecho?, preguntó Juan sorprendido.
No lo sé, pero tengo un dolor de brazo de tirar el perro para arriba.

Estaba un grupo de turistas gringos recorriendo las chacras de un poblado rústico;

en eso uno de ellos ve a un campesino tirado a la sombra de un árbol descansando. El gringo se le acerca y le busca conversación:
Hola amigo, ¿Cómo estar tú?
Muy bien jefe, aquí descansando.
Dígame, por qué usted no trabajar más por sus tierras.
¿Y para qué?
Para tener grandes cosechas y vender más.
¿Y para qué?
Así tú poder ganar más dinero y comprar ganado.
¿Y para qué?
Con el ganado hacer reproducir y vender y ganar más dinero.
¿Y para qué?
Para tener una casa bonito y vivir tranquilo y descansar.
¿Y qué estoy haciendo?

Un fornido campesino, entradito en los cuarenta (de esos que andan metidos bien dentro el monte) llega a la consulta del médico del pueblo cargando sobre los hombros a otro campesino mucho más joven que él. Lo deposita en la camilla de examen y le dice al galeno:
Vea cómo le cura la herida en la nalga lo más pronto posible. Le he pegado un balazo con la escopeta, como si se tratara de una liebre, que no sufra, por favor, que se trata de mi yerno.
Pero, ¿Por qué le ha disparado a su propio yerno?, dice el médico sorprendido.
Pues, realmente, cuando le pegué el tiro, todavía no era mi yerno.

Va un campesino a trabajar en su carro tirado por su yegua, y su perro, cuando de repente, pasa un camión y se los lleva por delante.
Un cazador que está por la zona, oye el estruendo y se acerca. Cuando llega al lugar del accidente, ve al caballo medio moribundo, sufriendo y le pega un tiro... ve al perro que está igual y hace lo mismo para evitar el sufrimiento... se acerca al señor y éste, que le ve venir, se levanta rápido y grita:
- Mire, mire, ¡¡Sin un rasguño!! estoy sin un rasguño!!

Un tipo estaba de paseo por el campo con su súper auto deportivo, cuando llega a un cruce donde se encuentra con un gran charco de agua. Al ver esto baja del auto para cerciorarse que el charco no fuese tan profundo para poder pasar sobre él.
En eso se encuentra a un campesino tirado durmiendo la siesta y el tipo le pregunta:
Eh amigo, ¿Es muy hondo este charco?
No patrón, está bastante llanito.
El tipo confiado mete primera y embala para pasar el charco rápido, cuando su auto se hunde completamente en el agua. El tipo logra salir a duras penas y casi ahogado va a reclamarle al campesino.
Oye, ¿No que no estaba muy hondo?
Y el campesino le responde:
shi, que raro patrón, porque a mis patitos el agua les llegaba al pecho.

Pitufina

En una fiesta de fin de curso ,la directora del cole le pidió a las mamás de los niños que hagan una escena del bosque.
Al día siguiente van a la sala de actos, se abre el telón y se ve a una mujer de árbol, otra de hada, otra de campesina y más lejos se ve a una mujer con un tanga muy fino con un buen escote y sin sujetador. La directora le dijo:
- Pero quien te crees que eres, te dije que te vistas de pitufina
- AHHH!! Me creia que me habias dicho que me vistiera de puta fina

La radio del campesino

Llega un campesino a un bar con una radio bajo el brazo ofreciéndola en venta. En una mesa cercana hay varios hombres que al verlo tan humilde se proponen quitarle la radio sin pagarle un centavo. Uno de los hombres le comenta a los otros:
- Os aseguro que con unas cervezas encima, ese campesino terminará rebajando el coste de la radio hasta casi nada.
Por lo que lo invitan a sentarse con ellos. Entonces, preguntan al campesino:
- ¿En cuánto nos vendes tu radio?
- 30 euros, responde de manera ingenua.
- Ok, vamos a tomarnos unas cervezas y luego hablamos.
Al cabo de un rato ya se han tomado varias cervezas cada uno y le vuelve a preguntar:
- Y entonces, ¿En cuánto la vendes?
- Bueno, dame 10 euros - responde el campesino.
- Me parece mejor. ¡Vamos, te invito a otras cervezas!
Luego de un buen rato le pregunta nuevamente al campesino,
- Y ahora, ¿En cuánto me la vendes?
- Dame 5 euros para poder irme a mi casa.
El hombre, viendo la posibilidad de quedarse con la radio, decide continuar con la ronda de cervezas y luego de otro buen rato insiste:
- Y ahora campesino, ¿En cuánto me lo vendes?
A lo que el campesino responde:
- Te voy a decir la verdad, yo quería vender la radio para beber cerveza pero, como ya estoy borracho he decidido no venderla e irme ya a mi casa.

Un día un granjero cruza por su plantación con una cubeta a recoger algunas frutas, al llegar al río ve dos chicas bañándose totalmente desnudas. Ellas al verlo se meten en el agua hasta el cuello y le dicen:
- No vamos a salir hasta que usted no se vaya.
- No vine a verlas a ustedes, - responde el granjero levantando la cubeta -. Solo vine a darles de comer a los cocodrilos

Eran dos compadres campesinos, uno era rico porque tenía 3 burros y el otro no tenía ninguno.

Un día se le ocurrió robarle un burro a su compadre y dijo, si se lo robo le van a quedar dos. Entonces el compadre al caer la noche le roba el burro y lo mete en su corral. Al día siguiente el otro compadre le dice al que le robó el burro:
Compadre, me robaron un burro, pero ya sé lo que voy hacer, dijo en un tono enojado.
Entonces, el otro muy asustado por las palabras del enojado compadre se dijo a si mismo, le voy a regresar el burro porque talvez piensa matar al que se lo robó. Entonces el compadre le devuelve el burro al corral. Al día siguiente el compadre le dijo con tono de felicidad:
Compadre, ya me devolvieron el burro.
Y al compadre se le ocurre preguntarle:
Oiga compadre, ¿y qué pensaba hacer si no encontraba al burro?
Y el otro compadre le contestó:
¡Pues vender la silla, compadre!

Un campesino va sobre su asno cuando de pronto pasa un Ferrari a una gran velocidad, más adelante el campesino ve el Ferrari parado y aprovecha para hacerle una pregunta al conductor:
¿Cómo es que ese carro corre tanto?
Eso es debido a que está pintado de azul y verde, le contesta el conductor aprovechándose de la ignorancia del campesino.
Una vez que llega al pueblo compra dos latas de pintura azul y verde para pintar su asno, cuando el campesino le lanza la pintura azul al animal, éste se incorpora debido al picor que produce en la piel y sale disparado por el camino. El campesino lo observa y dice:
¡Y eso que todavía le falta la pintura verde!

Había una vez un hombre con un descapotable nuevo a 200 Km/hr corriendo por la carretera.

Se encuentra a un paisano sentado a un lado de la carretera con una vaca.
El hombre se detiene y le dice al campesino:
Oiga, buen señor, yo lo puedo llevar a usted, pero a la vaca...
Y el paisano le dice:
Aaaaaaaaaah, no se preocupe, ella nos seguirá, no se preocupe.
Sube al coche y la vaca detrás los sigue.
¡Carai con la vaca!
Pone segunda y la vaca atrás, siguiéndole.
Pone tercera, cuarta, quinta y sexta, y la vaca siguiéndole. Al cabo de un rato el conductor mira a la vaca y le dice al campesino:
¡Ve, su vaca ya va cansada!
A lo que el paisano le responde:
¡No, no! ¡Es que lo quiere adelantar!

Llega un campesino a un bar con una radio bajo el brazo ofreciéndola en venta.

En una mesa cercana hay varios citadinos quienes al verlo humilde se proponen quitarle la radio sin pagarle un centavo. Uno de los citadinos le comenta a los otros:
Les aseguro que con unas cervezas encima, ese campesino terminará rebajando el costo de la radio hasta casi nada.
Por lo que lo invitan a sentarse con ellos. Entonces, pregunta el citadino:
¿En cuánto nos vendes tu radio?
En 30 dólares, responde de manera ingenua.
Okay, dice el citadino, vamos a tomarnos unas cervezas y luego hablamos.
Al cabo de un rato ya se han tomado varias cervezas cada uno y el citadino vuelve a preguntar:
Y entonces, ¿En cuánto la vendes?
Bueno, deme 10 dólares, responde el campesino.
Me parece mejor, dice el citadino.
¡Vamos, te invito a otras cervezas!
Luego de un buen rato le pregunta nuevamente al campesino,
Y ahora, ¿En cuánto me la vendes?
Deme 5 dólares para poder irme a mi casa.
El citadino, viendo la posibilidad de quedarse con la radio, decide continuar con la ronda de cervezas y luego de otro buen rato insiste:
Y ahora campesino, ¿En cuánto me lo vendes?
A lo que el campesino responde:
Le voy a decir la verdad, yo quería vender la radio para beber cerveza pero, como ya estoy borracho he decidido no venderla e irme ya a mi casa.

Un buen amigo, hombre más bien de letras, me envió contento la explicación del teorema de Pitágoras.

Reconozco que Pitágoras siempre me ha caido bien, sobre todo desde que leí unafrase suya, que 2.500 años después sigue totalmente vigente, y que dice: Más le vale a un hombre tener la boca cerrada, y que los demás le crean tonto, que abrirla y que los demás se convenzan de que lo es.
Pero volvamos a lo de mi amigo.
Parece que Pitágoras no paraba mucho en su casa, y Enusa, su esposa, aprovechaba tal situación para copular con 4 campesinos analfabetos y bastante catetos que cuidaban sus tierras.
Un día que Pitágoras volvió temprano a casa (nunca hay que volver antes de lo habitual a casa sin avisar), los sorprendió, y muy enfadado mató a los cinco. Luego decidió enterrarlos en el jardín, un precioso terreno de forma rectangular, el doble de largo que de ancho.
En consideración a su esposa dividió el terreno por la mitad, quedando dos cuadrados iguales y en uno de ellos enterró a Enusa.
El otro cuadrado lo dividió en cuatro partes iguales y enterró en ellos a cada uno de los campesinos; de esa forma entre los cuatro ocuparon un espacio idéntico al que ocupaba la esposa.
Luego, ya más calmado, subió a la montaña para meditar y mirando desde la cima hacia su jardin pensó:
"El cuadrado de la puta Enusa, es igual a la suma de los cuadrados de los catetos".
¡SI ASÍ ME LO HUBIERAN EXPLICADO EN EL COLE, NUNCA LO HUBIERA OLVIDADO!

Dos contadini (campesinos italianos):


- Pues me voy de viaje a ver si veo el mar.
- ¿El mar? ¿Y qué es eso?
- Pues es algo así, como te diría.. es como el baño...
- ¿El baño? ¿Y qué es eso?
- Sí, hombre, cuando te metes en la ducha...
- ¿La ducha? ¿Y qué es eso?
- Sí, hombre, ese sitio en el que te metes desnudo, sin calzoncillos ni nada...
- ¿Calzoncillos? ¿Y qué es eso?
- Pero tío, cuidado que eres guarro, los calzoncillos son una cosa higiénica.
- ¿Y cómo son?
- Pues amarillos por delante y marrones por detrás.

Había dos campesinos conversando y uno le dice al otro:


¿Por qué no vamos a robar vacas al fundo de nuestro patrón?
A lo que el otro responde entusiasmado:
¡Esta bien!, pero disfracémonos de vaca también para que no nos reconozcan.
Entonces se ponen un disfraz y van a robar vacas con una escopeta, cuando de repente uno le dice al otro:
¡Hey, dame la escopeta, rápido!
Y el otro dice:
¿Por qué, acaso viene una vaca?
Entonces el otro campesino le dice asustado:
¡No, un toro!

Va pasando un campesino por afuera de la iglesia y el cura del pueblo le dice:


- Hijo, pasa a misa.
El campesino le responde:
- No puedo padre, ¿quién me cuidará el caballo?.
- Dios te lo cuidará, hijo.
- Bueno -dijo el campesino-, y entró a la iglesia.
Cuando el padre se disponía a comenzar la misa dice:
- ¡Dios está con nosotros!
Entonces el campesino se levanta enojado de su asiento y dice:
- Entonces, ¡quién diantre me está cuidando el caballo!

Basta pensar que hay chistes basados en la verdad que pueden derribar gobiernos, o chistes que hacen reír a las chicas. Muchos de los campesinos chocaron los chistes y los juegos de palabras son chistes que se supone que son divertidos, pero algunos pueden ser ofensivos. Cuando los chistes van demasiado lejos, son crueles o racistas, tratamos de silenciarlos y será genial si nos das tu opinión cada vez que un chiste se vuelve intimidante e inapropiado.

Sugerimos usar solo campesinos volviera bromas para adultos y blagues para amigos. Algunos de los chistes obscenos y obscenos son divertidos, pero utilícelos con precaución en la vida real. Intenta recordar chistes divertidos que nunca hayas escuchado para contarles a tus amigos y te harán reír.

Chistes y Risas