Los Mejores 9 Chistes de Clima

A continuación se muestra nuestra colección de anécdotas divertidas y chistes sobre Clima. Hay algunos chistes de clima cortos que nadie conoce (para contarle a tus amigos) y para hacerte reír a carcajadas.

Tómese su tiempo para leer esos juegos de palabras y acertijos en los que hace una pregunta con respuestas, o donde la configuración es el remate. Esperamos que encuentres estos juegos de palabras con clima lo suficientemente divertidos como para contarlos y hacer reír a la gente.

Top 10 de los Clima chistes y juegos de palabras más divertidos

¿En qué se parecen lo hombres al clima?
En que hagas lo que hagas nunca los podes cambiar.

¿Por qué los hombres son como el clima?
Porque hagas lo que hagas no los puedes cambiar.

Una madre Atlante escribiéndole a su hijo.

..
Querido hijo,
Te pongo estas líneas para que sepas que estoy viva.
Te escribo despacio porque sé que no puedes leer de prisa.
Si recibes esta carta es porque te llegó, sino, avísame y te la mando de nuevo.
Tu padre leyó que según las encuestas, la mayoría de los accidentes ocurren a 1 kilómetro de la casa, así que nos hemos mudado mucho más lejos; no vas a reconocer la casa, el lugar es lindo, tiene una lavadora que no estoy segura si funciona o no, ayer metí una ropita y tiré de la cadena, y no he vuelto a ver la ropa desde entonces.
El clima no es tan malo; la semana pasada sólo llovió 2 veces, la primera vez por 3 días y la segunda por 4 días...
Con respecto a la chaqueta que querías, tu tío Pepe dijo que si la mandábamos con los botones puestos, pesaría demasiado y el envío sería muy costoso, así que le quitamos los botones y los pusimos en el bolsillo...
Al fin enterramos a tu abuelo; encontramos su cadáver con lo de la mudanza, estaba en el armario desde el día en que nos ganó jugando al escondite...
Te cuento que el otro día hubo una explosión en la cocina a gas y tu padre y yo salimos disparados por el aire cayendo afuera de la casa; que emoción, era la primera vez que tu padre y yo salíamos juntos en muchos años...
El médico vino a la casa y me puso un tubito de vidrio en la boca y me dijo que no la abriera por 10 minutos; tu padre ofreció comprarle el tubito...
Sobre tu padre, que orgullo, te cuento que tiene un bonito trabajo, tiene cerca de 500 personas debajo de él. Él es quien corta la hierba en el cementerio.
Tu hermana Julia, la que se casó con su marido, parió, pero como todavía no sé de qué sexo es, no te sé decir si eres tío o tía. Si el bebé es una niña, tu hermana va a nombrarla como yo. Qué raro que quiera llamar a su hija "mamá".
Tu padre le preguntó a tu hermana Pilar que si estaba embarazada, ella le dijo que sí, de 5 meses ya; pero ahí tu padre le preguntó que si ella estaba segura que era de ella. La Pilarcita dijo que sí, moza de hierro tu hermana Pilar, que orgullo, de tal palo tal astilla...
Tu primo Paco se casó y resulta que le reza todas las noches a la esposa, porque es virgen...
A quién nunca hemos visto más por acá es al tío Venancio, el que murió el año pasado...
El que nos tiene preocupado es tu perro el Puky, se empeña en perseguir a los coches que están parados...
¿Recuerdas a tu amigo Clodomiro?, ya no está más en este mundo; su padre se murió hace 2 meses y pidió ser enterrado en el lago. Tu amigo murió cavando la fosa en el fondo del lago...
Muérete, tu hermano Juancho cerró el coche y dejó las llaves adentro. Tuvo que ir hasta la casa por el duplicado para poder sacarnos a todos del auto...
Bueno hijo, no te pongo mi dirección en la carta, porque no la sé. Resulta que la última familia de atlantes que vivió por aquí se llevó los números para no tener que cambiar de domicilio. si ves a doña Remedios, dale saludos de mi parte; si no la ves, no le digas nada...
Tu madre que te quiere,
Josefa
P.D. Te iba a mandar 100 pesetas, pero ya he cerrado el sobre.

Chiste de monjas
El encuentro de monjas
En la ciudad de Durazno, (interior de Uruguay) se realiza todos los años un encuentro de monjas en el que se desarrollan jonadas de oración y meditación durante una semana, al que van monjas de todo el país, por eso las cinco monjas de la parroquia Nuestra Señora de Fátima de la ciudad de Montevideo (Marta, Dora, María, Esther y Ana)realizan durante todo el año ventas de tortas, pasteles, masas y postres los días de misa, con el fin de conseguir el dinero para solventar los costos del viaje y la estadía. Luego de mucho trabajo consiguen el dinero y llega el día del viaje, para ello contratan una combi que las lleve hasta Durazno. Después de una hora de viajar, el clima se pone muy feo y comienza a llover, y tienen tanta mala suerte que agarran un espejo de agua sobre la ruta, se salen de la carretera y chocan contra un arbol matándose las cinco. Entonces van las 5 monjitas al cielo, cuando llegan abren el portón y se mandan para adentro, cuando Marta que era la última que iba entrando cruzaba el portón escuchan "hey paren ahí! ¿quien les dijo que podían entrar?" era la voz de San Pedro que las atajaba. Las monjas le dicen: pero si somos monjas como no nos va a dejar entrar, nos dedicamos toda la vida a predicar la palabra del señor... a lo que San Pedro(SP) les dice: Si, ya lo se, pero para poder entrar tienen que haber cumplido con los votos que se les exigen, vengan para mi oficina que les tengo que hacer una preguntas... Pasan las monjas a una pequeña sala de espera, y San Pedro empieza a llamarlas de a una, primero llama a Dora. SP: Pase, sientese. Como usted sabe hay ciertos votos que debe haber cumplido para poder entrar al cielo, yo se que usted a sido una buena persona y se a portado muy bien, pero hay uno de los votos que debo preguntarle si lo cumplió porque no lo se y es muy importante. Dora lo mira extrañada y le pregunta ¿de que voto me habla? SP del voto de castidad..., digame usted alguna vez tocó un pene? Dora sonrojada le contesta: s.. s.. si, una vez toqué uno con un dedo, pero le prometo que fué solo esa vez y nunca más lo hice, SP muy serio la mira y le dice, usted sabe que no debería haberlo hecho, pero como fuera de esto a sido una moja ejemplar la voy a dejar entrar, pero eso si antes de entrar vaya y lávese ese dedo en agua bendita (señalando una fuente que había al lado del escritorio y puede entrar. Dora se lava el dedo y entra. Luego SP llama a Esther, le hace la misma pregunta que a Dora y Dora le contesta: "si una vez agarré uno con esta mano" a lo que SP le contesta estuvo muy mal, pero como es lo único malo que hizo puede entrar, vaya y lávese esa mano en el agua bendita y pase.
Como la sala de espera estaba al lado y la puerta era muy fina las otras monjas escuchaban la conversación mientras esperaban, y se habían puesto muy nerviosas.
Luego SP llama a Ana, le hace la misma pregunta que a las anteriores, y Ana contesta: "Si una vez agarré uno con las dos manos" a lo que SP le responde lo mismo que a las otras y le dice vaya y lávese bien las dos manos en el agua bendita y entre, se lava las manos y entra. Después SP llama a María, le pregunta lo mismo, y cuando María iba a abrir la boca para responderle se escucha un estruendo, cáe la puerta de la oficina al piso y una nube de polvo la invade sin dejar ver nada... cuando la nube de polvo se disipa aparece Marta (la que quedaba) toda lastimada levantándose de entre los escombros del marco de la puerta que desesperadamente había derribado tratando de entrar, se acerca agitada al escritorio y SP le pregunta: "Pero hermana Marta que le pasó que entró de esa forma?" y casi sin poder respirar Marta le contesta "PARÁ! PARÁ!!! DEJAME HACER GÁRGARAS ANTES QUE ESTA LOCA SE LAVE EL CULO...

Una madre Atlante escribiéndole a su hijo.

..
Querido hijo,
Te pongo estas líneas para que sepas que estoy viva.
Te escribo despacio porque sé que no puedes leer de prisa.
Si recibes esta carta es porque te llegó, sino, avísame y te la mando de nuevo.
Tu padre leyó que según las encuestas, la mayoría de los accidentes ocurren a 1 kilómetro de la casa, así que nos hemos mudado mucho más lejos; no vas a reconocer la casa, el lugar es lindo, tiene una lavadora que no estoy segura si funciona o no, ayer metí una ropita y tiré de la cadena, y no he vuelto a ver la ropa desde entonces.
El clima no es tan malo; la semana pasada sólo llovió 2 veces, la primera vez por 3 días y la segunda por 4 días...
Con respecto a la chaqueta que querías, tu tío Pepe dijo que si la mandábamos con los botones puestos, pesaría demasiado y el envío sería muy costoso, así que le quitamos los botones y los pusimos en el bolsillo...
Al fin enterramos a tu abuelo; encontramos su cadáver con lo de la mudanza, estaba en el armario desde el día en que nos ganó jugando al escondite...
Te cuento que el otro día hubo una explosión en la cocina a gas y tu padre y yo salimos disparados por el aire cayendo afuera de la casa; que emoción, era la primera vez que tu padre y yo salíamos juntos en muchos años...
El médico vino a la casa y me puso un tubito de vidrio en la boca y me dijo que no la abriera por 10 minutos; tu padre ofreció comprarle el tubito...
Sobre tu padre, que orgullo, te cuento que tiene un bonito trabajo, tiene cerca de 500 personas debajo de él. Él es quien corta la hierba en el cementerio.
Tu hermana Julia, la que se casó con su marido, parió, pero como todavía no sé de qué sexo es, no te sé decir si eres tío o tía. Si el bebé es una niña, tu hermana va a nombrarla como yo. Qué raro que quiera llamar a su hija "mamá".
Tu padre le preguntó a tu hermana Pilar que si estaba embarazada, ella le dijo que sí, de 5 meses ya; pero ahí tu padre le preguntó que si ella estaba segura que era de ella. La Pilarcita dijo que sí, moza de hierro tu hermana Pilar, que orgullo, de tal palo tal astilla...
Tu primo Paco se casó y resulta que le reza todas las noches a la esposa, porque es virgen...
A quién nunca hemos visto más por acá es al tío Venancio, el que murió el año pasado...
El que nos tiene preocupado es tu perro el Puky, se empeña en perseguir a los coches que están parados...
¿Recuerdas a tu amigo Clodomiro?, ya no está más en este mundo; su padre se murió hace 2 meses y pidió ser enterrado en el lago. Tu amigo murió cavando la fosa en el fondo del lago...
Muérete, tu hermano Juancho cerró el coche y dejó las llaves adentro. Tuvo que ir hasta la casa por el duplicado para poder sacarnos a todos del auto...
Bueno hijo, no te pongo mi dirección en la carta, porque no la sé. Resulta que la última familia de atlantes que vivió por aquí se llevó los números para no tener que cambiar de domicilio. si ves a doña Remedios, dale saludos de mi parte; si no la ves, no le digas nada...
Tu madre que te quiere,
Josefa

P.D. Te iba a mandar 100 pesetas, pero ya he cerrado el sobre.

En pleno otoño, los indios le preguntan a su nuevo jefe si el próximo invierno será frío o templado.

Ya que el jefe pertenece a una generación moderna y jamás aprendió los viejos secretos de sus ancestros, mira al cielo y no puede predecir qué va a suceder con el clima. Aun así, les advierte que recojan leña. Como es un hombre práctico, poco tiempo después llama por teléfono al Servicio Meteorológico Nacional.
?¿El próximo invierno será muy frío? ?pregunta.
?Es probable ?le contestan.
El jefe vuelve con su pueblo y les dice que se pongan a juntar más leña.
Una semana después, llama de nuevo por teléfono.
?¿Será un invierno muy frío? ?vuelve a preguntar.
?Sí, será un invierno muy frío ?le responden.
El jefe vuelve a ordenar a su gente recolectar toda la leña que puedan.
Dos semanas más tarde, el jefe hace otra llamada telefónica:
?¿Están seguros de que el próximo invierno será muy frío?
?Completamente ?le contestan?. Va a ser uno de los inviernos más fríos que se hayan conocido.
?¿Y cómo están tan seguros? ?indaga el jefe.
?¡Porque los indios están juntando leña como locos!

Todos los días, muy temprano llegaba a su empresa la hormiga productiva y feliz.

Allí pasaba sus días, trabajando y tarareando una antigua canción de amor. Ella era productiva y feliz, pero ¡ay!, no era supervisada.
El abejorro gerente general consideró que ello no era posible, así que se creó el puesto de supervisor, para el cual contrataron a un escarabajo con mucha experiencia. La primera preocupación del escarabajo supervisor fue organizar la hora de llegada y de salida y también preparó hermosos informes.
Pronto fue necesario contar con una secretaria para que ayudara a preparar los informes, así que contrataron una arañita que organizó los archivos y se encargó del teléfono. Mientras tanto la hormiga productiva feliz trabajaba y trabajaba.
El abejorro gerente estaba encantado con los informes del escarabajo supervisor, así que pidió cuadros comparativos y gráficos, indicadores de gestión y análisis de tendencias.
Entonces fue necesario contratar una abeja ayudante para el supervisor y fue indispensable un nuevo computador con impresora a color. Pronto la hormiga productiva y feliz dejó de tararear sus melodías y comenzó a quejarse de todo el papeleo que había que hacer ahora. El abejorro gerente, entonces, consideró que era momento de adoptar medidas.
Así crearon el cargo de Gerente del Área donde trabajaba la hormiga productiva y feliz. El cargo fue para una libélula que alfombró su oficina e hizo adquirir un sillón especial . El nuevo gerente necesitó, claro está, un nuevo computador y, cuando se tiene más de un computador, hay que tener una red local.
El nuevo gerente pronto necesitó un asistente (que había sido su ayudante en la empresa anterior), para que le ayudara a preparar el plan estratégico y el presupuesto para el área donde trabajaba la hormiga productiva y feliz.

La hormiga ya no tarareaba sus viejas melodías y cada vez se le notaba más irascible. "Vamos a tener que contratar un estudio de clima laboral un día de estos" dijo la libélula. Pero un día el gerente general, al revisar las cifras, se dio cuenta que la unidad de negocios (donde trabajaba la hormiga productiva y feliz) ya no era tan rentable como antes.
Así que contrató al búho, prestigioso consultor, para que hiciera un diagnóstico. El búho estuvo tres meses en la empresa y pronto emitió un sesudo informe:
"Hay demasiada gente en este departamento ..." Así el gerente general siguió el consejo del consultor y ... despidió a la hormiga productiva y feliz.
Moraleja: Si eres hormiga productiva y feliz, instala tu propia empresa.

Un matrimonio decide viajar a New York de vacaciones, ya que el marido hablaba inglés perfectamente.

En la aduana, haciendo los tramites, el empleado le preguntaba, lógicamente en ingles.

- Buenos días señor, ¿me entrega su documentación y el de su esposa?
- Aquí las tiene, caballero.
La mujer, como no entendía nada, le pregunta.
- Mi amor, ¿que ha dicho?
- Me ha pedido los papeles.
El empleado de la aduana vuelve a preguntar.
- ¿Tienen algo que declarar?
- No, absolutamente nada.
Nuevamente la esposa.
- ¿Que dice ahora, cariño?
- Que si llevamos algo que tengamos que declarar.
Continúa el empleado con unas preguntas.
- ¿De donde vienen ustedes, señor?
- Somos atlantes.
Nuevamente insiste la mujer.
- Cariño, ¿que ha dicho?
- Pregunta de donde venimos.
El empleado entonces comenta:
- ¡Atlante! Estuve unos días allí hace tiempo. Magnifico país, estupendo clima y buenísima gastronomía, aunque tuve una experiencia un tanto negativa. Conocí a una mujer que era insoportable, no me dejaba en paz, no paraba de hablar, era lo más pesado que he conocido en mi vida, hablaba y hablaba, como una cotorra. Es la peor experiencia de mi vida.
- ¿Qué ha dicho, cielo?
- Que te conoce

Un matrimonio decide viajar a New York de vacaciones, ya que el marido hablaba inglés perfectamente.

En la aduana, haciendo los tramites, el empleado le preguntaba, lógicamente en ingles.
- Buenos días señor, ¿me entrega su documentación y el de su esposa?
- Aquí las tiene, caballero.
La mujer, como no entendía nada, le pregunta.
- Mi amor, ¿que ha dicho?
- Me ha pedido los papeles.
El empleado de la aduana vuelve a preguntar.
- ¿Tienen algo que declarar?
- No, absolutamente nada.
Nuevamente la esposa.
- ¿Que dice ahora, cariño?
- Que si llevamos algo que tengamos que declarar.
Continúa el empleado con unas preguntas.
- ¿De donde vienen ustedes, señor?
- Somos atlantes.
Nuevamente insiste la mujer.
- Cariño, ¿que ha dicho?
- Pregunta de donde venimos.
El empleado entonces comenta:
- ¡Atlante! Estuve unos días allí hace tiempo. Magnifico país, estupendo clima y buenísima gastronomía, aunque tuve una experiencia un tanto negativa. Conocí a una mujer que era insoportable, no me dejaba en paz, no paraba de hablar, era lo más pesado que he conocido en mi vida, hablaba y hablaba, como una cotorra. Es la peor experiencia de mi vida.
- ¿Qué ha dicho, cielo?
- Que te conoce

Basta pensar que hay chistes basados en la verdad que pueden derribar gobiernos, o chistes que hacen reír a las chicas. Muchos de los clima los chistes y los juegos de palabras son chistes que se supone que son divertidos, pero algunos pueden ser ofensivos. Cuando los chistes van demasiado lejos, son crueles o racistas, tratamos de silenciarlos y será genial si nos das tu opinión cada vez que un chiste se vuelve intimidante e inapropiado.

Sugerimos usar solo clima bromas para adultos y blagues para amigos. Algunos de los chistes obscenos y obscenos son divertidos, pero utilícelos con precaución en la vida real. Intenta recordar chistes divertidos que nunca hayas escuchado para contarles a tus amigos y te harán reír.

Chistes y Risas