Los Mejores 9 Chistes de Disfraces

A continuación se muestra nuestra colección de anécdotas divertidas y chistes sobre Disfraces. Hay algunos chistes de disfraces cortos disfrazarnos que nadie conoce (para contarle a tus amigos) y para hacerte reír a carcajadas.

Tómese su tiempo para leer esos juegos de palabras y acertijos en los que hace una pregunta con respuestas, o donde la configuración es el remate. Esperamos que encuentres estos juegos de palabras con disfraces disfrazándolo lo suficientemente divertidos como para contarlos y hacer reír a la gente.

Top 10 de los Disfraces chistes y juegos de palabras más divertidos

Sobrepeso.
En una fiesta de disfraces:
Amigo, ¡ Qué bonito tu disfraz de vaca!
¡Soy un dálmata

¿Que hace un loco disfracado de vampiro en un
tractor por la carretera? Sembrar el panico.

Estaban dos señores y los invitan a una fiesta de disfraces.

Luego en la fiesta uno le dice al otro:
¿De qué vienes disfrazado?
¿Que no ves? Mira, tengo unas botas negras, un sombrero negro, una capa negra, y la marca, una zeta en la espalda.
¡Haberlo dicho antes zuperman!

Fiesta de disfraces

Una pareja se disfraza para asistir a una fiesta. A última hora una migraña indispone a la mujer, por lo que se va el sólo.
Mas tarde se le pasa el dolor de cabeza, a la mujer, y decide ir a la fiesta y de paso controlar como se divierte su marido.
Observa que se liga a toda moza que encuentra, incluida ella. Ella finge no conocerle y se pasan una noche de cine.
A la mañana siguiente ella le pregunta con cierta ironía:
- ¿Qué tal la fiesta de ayer?
- Pues mira, la verdad, sabes que sin ti no me lo paso bien y he estado toda la noche jugando al mus con los amigos, pero el que me han dicho que se lo pasó de miedo fue Pedro, que como yo no fui, le preste mi disfraz.

En la escuela iba a haber una fiesta y la madre Teresa, la directora, envío un recado a las mamás para que fueran disfrazadas y divirtieran a sus hijos.
Llegado el día de la fiesta, se abre el telón del teatro escolar y empiezan a desfilar las señoras con disfraces propios de la ocasión: una mamá iba de conejita, otra de ratoncita, otra de florcita, y así.
De pronto, ante la consternación de las maestras y las demás señoras, aparece en escena una mamá que llevaba falda hasta el muslo, blusa con escote muy pronunciado, medias negras de malla con raya atrás, bolsa de lentejuela, zapatos de tacón dorado con cordones hasta las piernas, boa de plumas y fumando en larga boquilla.
Al acabar la representación la directora corre, desolada, y le reclama a la señora:
- ¿Qué disfraz es ese, señora? ¿Por qué vino usted así?
- Madre, vine disfrazada de lo que usted me dijo en el recado que me mandó. Vine disfrazada de puta fina.
- ¡De Pitufina, señora!, exclama la monja, ¡De Pitufina!

Este era un negro y su esposa que fueron invitados a una fiesta de disfraces.

Él le dice a su esposa que vaya a buscar los disfraces. Por la noche, cuando llega del trabajo, encuentra en la cama un disfraz de Supermán. Gritando le dice a la esposa:
- ¿Qué carajo es esto, eres tú bruta? ¿Cuándo has visto a un Supermán negro? Vete y cámbialo por algo mejor.
La esposa molesta va a la tienda y lo cambia. Cuando llega el esposo ve en la cama un disfraz de Batman y le grita:
- Pero tú estás loca, mujer, ¿cuándo has visto a un Batman negro? Vete y cámbialo por algo mejor.
La esposa ya está encabronada, devuelve el disfraz y compra varias cosas. En la cama le pone 3 botones blancos, una correa blanca y un pedazo de madera. Cuando el esposo llega y encuentra esos objetos en la cama le dice a la mujer:
- ¿Qué mierda es esto?
La esposa le contesta:
- Pues mira, te quitas la ropa y te pegas los botones y vas de dominó, si no te gusta, entonces te quitas los botones y te pones la correa blanca y vas de galleta Oreo, y si tampoco te gusta, te metes el pedazo de madera por el culo y vas de paleta de chocolate...

La profesora que le dice a los niños:


- Niños, mañana es Carnaval y tenéis que venir disfrazados, el tema es la fruta y la verdura.
Al día siguiente todos los niños van disfrazados a la clase, llega un niño de verde y le dice la profesora:
- Juan, ¿tú de qué vas?
- Yo de lechuga señorita.
Llega una niña de rojo:
- María ¿tú de qué vas?
- De tomate profe.
Y así todos y todas…
Por fin llega Jaimito desnudo con una flor en el culo y le dice la profesora:
- ¡Jaimito que es una fiesta de disfraces y tú ni siquiera te has vestido! ¿Se puede saber de qué vas?
- Yo de culiflor profe, de culiflor.

El disfraz de Jaimito

Esto es Jaimito en el colegio escuchando en clase lo que decia la profesora:
-Niños, para mañana teneis que venir vestidos de frutas o verduras para carnaval, ¿de acuerdo?
Al dia siguiente, la profesora está mirando como van vestidos sus alumnos:
-¡Hola Juan!, ¿de que vas vestido?
-De tomate señorita
-¿Y tú, Carlos?
-¡Yo voy de lechuga!
Aparece Jaimito desnudo completamente y con una flor en el culo.
-Pero Jaimito, ¡por dios! ¡¿Qué haces desnudo?!
-Yo, señorita, voy de culiflor

Una monja se sube a un taxi y el tachero le dice
-yo siempre quise que una monja me hiciera un pete
-solo le haré un pete si es judío y está soltero
-soy judío y estoy soltero
-(la monja le hace el pete)
-perdone monja pero le mentí, soy cristiano y tengo esposa
-a lo que la monja le responde
-no pasa nada, yo me llamo Carlos y voy a una fiesta de disfraces!!!

Basta pensar que hay chistes basados en la verdad que pueden derribar gobiernos, o chistes que hacen reír a las chicas. Muchos de los disfraces disfrazarse los chistes y los juegos de palabras son chistes que se supone que son divertidos, pero algunos pueden ser ofensivos. Cuando los chistes van demasiado lejos, son crueles o racistas, tratamos de silenciarlos y será genial si nos das tu opinión cada vez que un chiste se vuelve intimidante e inapropiado.

Sugerimos usar solo disfraces disfrazándose bromas para adultos y blagues para amigos. Algunos de los chistes obscenos y obscenos son divertidos, pero utilícelos con precaución en la vida real. Intenta recordar chistes divertidos que nunca hayas escuchado para contarles a tus amigos y te harán reír.

Chistes y Risas