Los Mejores 34 Chistes de Lastima

A continuación se muestra nuestra colección de anécdotas divertidas y chistes sobre Lastima. Hay algunos chistes de lastima cortos dormida que nadie conoce (para contarle a tus amigos) y para hacerte reír a carcajadas.

Tómese su tiempo para leer esos juegos de palabras y acertijos en los que hace una pregunta con respuestas, o donde la configuración es el remate. Esperamos que encuentres estos juegos de palabras con lastima sacaba lo suficientemente divertidos como para contarlos y hacer reír a la gente.

Top 10 de los Lastima chistes y juegos de palabras más divertidos

Un día jaimito estaba en la escuela, y la maestra les dice:


- Chicos, haber el que crea que es tonto que se ponga de pie.
Pasaron unos minutos y jaimito se puso de pie, entonces le pregunta la maestra:
Jaimito, ¿piensas que eres tonto?
No maestra, es que me da lástima que usted sea la única de pie.

¿Cuál es la diferencia entre lástima y lastima?
- El tamaño.

Primer acto: Lola compra un cuadro.
Segundo acto: Lola se dispone a clavarlo.
Tercer acto: Lola se lastima el dedo con el martillo.
¿Cómo se llama la obra?
El grito de Dolores.

Llega un atlante al hospital a ver su hijo recién nacido, y le pregunta al doctor:


Doctor, ¿Cómo está mi hijo?
El doctor le responde:
Su hijo está muy bien, pero al nacer tuvimos que ponerle oxígeno.
El atlante responde:
Lastima, yo quería Agapito, como mi papá.

-No hay duda de que mi amigo fernando tiene un sexto sentido.


-Si,lastima que le falten los otros cinco

Una mujer va al dentista.

Cuando el médico se inclina para comenzar a trabajar, ella le agarra los testículos. El dentista dice:
- Señora, creo que me está tocando mis partes nobles.
La mujer contesta:
- Sí, así que vamos a tener cuidado para no lastimarnos el uno al otro, ¿ok?.

Estaba Pepito sentado en una banca y de repente llega Lucy y le pregunta:


Pepito, ¿Piensas que yo soy linda?
Pepito le responde:
Claro, Lucy.
Entonces Lucy dijo:
¿En serio? ¿No lo dices por lastima?
Y Pepito le dijo:
No Lucy, todo el mundo es bonito, solo que algunos tienen la belleza por dentro, como tú que la tienes demasiadísimo adentro.

Lástima y lastima

¿Qué diferencia hay entre “Lástima” y “Lastima”?
El tamaño

Si la ves muy grande, jamás te asustes,
si te la ponen cerca, no digas nunca nada,
si te la meten, simplemente respira profundamente y deja que acabe todo dentro. Si te lastima, cierra los ojos…
¡Recuerda siempre que una inyección puede salvarte la vida!

Había una vaca flaca, pero tan flaca, que no daba leche, por el contrario daba lástima.

Le dice un vecino a otro:


- Oye, que lástima, la gente cada vez lee menos.
- ¿Y tú cómo lo sabes?
- Lo acabo de oír en la radio...

Puedes explorar lastima tristemente de Reddit de una sola línea, incluidos chistes y bromas. Léelos y entenderás qué chistes son divertidos. Aquellos de ustedes que tienen adolescentes pueden contarles chistes sobre lastima arrugadalimpios. También hay juegos de palabras con lastima para niños, niños de 5 años, niños y niñas.

Un esclavo negro caminaba lastimosamente por el desierto.

Estaba a punto de morir de sed y calor, cuando tropezó con una lámpara. La frotó, y de inmediato que aparece un genio, el cual le agradece que lo liberara y le pregunta:
- Dime Amo, ¿cuáles son los tres deseos que me vas a pedir?
El negro, considerando su situación actual, le pide:
- Deseo ser blanco, tener mucha, mucha agua y ver todo el tiempo bellos culitos de mujer.
- A la orden, Amo.
Y el negro quedó convertido en retrete de mujeres

Un borracho iba a pie, tambaleándose por las calles.

De pronto ve un letrero, lo mira fijamente y empieza a llorar amargamente.
Un tipo que pasaba siente lástima por él y le pregunta:
- ¿Que pasó borrachín? ¿Por qué llora así?
El otro lo mira con los ojos totalmente llenos de lágrimas y le dice:
- ¿Se da cuenta a donde ha llegado el mundo? ¡Vea ese letrero! Dice ?Se Vende Madre Sin Sentimiento?...es terrible...
El hombre lee el letrero y dice:
- ¡Borracho idiota! Lo que dice es ?Se Vende Madera, Zinc y Cemento?.

Esto es un loco que se quiere suicidar y se tira en la piscina del manicomio.

Entonces nota como alguien le saca,era otro loco.
A la tarde hacen un banquete en honor al loco que había salvado al suicida.Entonces dice el jefe del manicomio: has echo bien en salvarlo,pero que lastima que esta tarde se haya colgado.:(.
Y dice el loco : que va si lo e colgado yo para que se secara.

va en padre con el hijo por la calle y el niño pregunta viendo a 2 perros enienfo sexo que estan haciendo?


el padre para no entrar en detalles dice
mir< el perrito que esta arriba se lastimo la patita y el que esta abajo lo lleva al hospital
el nene piensa y dice
que lo pario papa igual que la gente grande a cualquiera que le das una mano te termina garchando

Un conejito paseaba en la selva, de repente ve a un elefantito comiendo, y lo comienza a observar curioso, le daba la vuelta y lo veía pensativo.
Oye amiguito, ¿Qué te pasa?
A mí, nada.
¿Te preocupa algo?
No, no me preocupa nada.
¡Ah, ya sé, te pegó tu papá.
No, no me pegó mi papá.
¿Te duele algo? ¿Te cortaste? ¿Te lastimaste o algo?
El elefantito, ya molesto de tantas preguntas le dice:
¡Que no, a mí no me duele nada, no me corté, ni me regañaron, nadie me pegó, ni nada, no tengo nada!
Y el conejito le contesta:
Bueno, si no te regañaron, ni te pegaron, tampoco te duele nada, ni nada te preocupa, entonces, ¿Porqué tienes esa trompa?

Chiste de monjas
El encuentro de monjas
En la ciudad de Durazno, (interior de Uruguay) se realiza todos los años un encuentro de monjas en el que se desarrollan jonadas de oración y meditación durante una semana, al que van monjas de todo el país, por eso las cinco monjas de la parroquia Nuestra Señora de Fátima de la ciudad de Montevideo (Marta, Dora, María, Esther y Ana)realizan durante todo el año ventas de tortas, pasteles, masas y postres los días de misa, con el fin de conseguir el dinero para solventar los costos del viaje y la estadía. Luego de mucho trabajo consiguen el dinero y llega el día del viaje, para ello contratan una combi que las lleve hasta Durazno. Después de una hora de viajar, el clima se pone muy feo y comienza a llover, y tienen tanta mala suerte que agarran un espejo de agua sobre la ruta, se salen de la carretera y chocan contra un arbol matándose las cinco. Entonces van las 5 monjitas al cielo, cuando llegan abren el portón y se mandan para adentro, cuando Marta que era la última que iba entrando cruzaba el portón escuchan "hey paren ahí! ¿quien les dijo que podían entrar?" era la voz de San Pedro que las atajaba. Las monjas le dicen: pero si somos monjas como no nos va a dejar entrar, nos dedicamos toda la vida a predicar la palabra del señor... a lo que San Pedro(SP) les dice: Si, ya lo se, pero para poder entrar tienen que haber cumplido con los votos que se les exigen, vengan para mi oficina que les tengo que hacer una preguntas... Pasan las monjas a una pequeña sala de espera, y San Pedro empieza a llamarlas de a una, primero llama a Dora. SP: Pase, sientese. Como usted sabe hay ciertos votos que debe haber cumplido para poder entrar al cielo, yo se que usted a sido una buena persona y se a portado muy bien, pero hay uno de los votos que debo preguntarle si lo cumplió porque no lo se y es muy importante. Dora lo mira extrañada y le pregunta ¿de que voto me habla? SP del voto de castidad..., digame usted alguna vez tocó un pene? Dora sonrojada le contesta: s.. s.. si, una vez toqué uno con un dedo, pero le prometo que fué solo esa vez y nunca más lo hice, SP muy serio la mira y le dice, usted sabe que no debería haberlo hecho, pero como fuera de esto a sido una moja ejemplar la voy a dejar entrar, pero eso si antes de entrar vaya y lávese ese dedo en agua bendita (señalando una fuente que había al lado del escritorio y puede entrar. Dora se lava el dedo y entra. Luego SP llama a Esther, le hace la misma pregunta que a Dora y Dora le contesta: "si una vez agarré uno con esta mano" a lo que SP le contesta estuvo muy mal, pero como es lo único malo que hizo puede entrar, vaya y lávese esa mano en el agua bendita y pase.
Como la sala de espera estaba al lado y la puerta era muy fina las otras monjas escuchaban la conversación mientras esperaban, y se habían puesto muy nerviosas.
Luego SP llama a Ana, le hace la misma pregunta que a las anteriores, y Ana contesta: "Si una vez agarré uno con las dos manos" a lo que SP le responde lo mismo que a las otras y le dice vaya y lávese bien las dos manos en el agua bendita y entre, se lava las manos y entra. Después SP llama a María, le pregunta lo mismo, y cuando María iba a abrir la boca para responderle se escucha un estruendo, cáe la puerta de la oficina al piso y una nube de polvo la invade sin dejar ver nada... cuando la nube de polvo se disipa aparece Marta (la que quedaba) toda lastimada levantándose de entre los escombros del marco de la puerta que desesperadamente había derribado tratando de entrar, se acerca agitada al escritorio y SP le pregunta: "Pero hermana Marta que le pasó que entró de esa forma?" y casi sin poder respirar Marta le contesta "PARÁ! PARÁ!!! DEJAME HACER GÁRGARAS ANTES QUE ESTA LOCA SE LAVE EL CULO...

A bordo de un tren, un pasajero leía tranquilamente un diario, cuando ve pasar por el pasillo a un enano hecho una furia con dos valijas ...
El tipo lo mira con atención y ve como va y viene.
A los dos minutos vuelve a pasar, para el otro lado del pasillo, hecho una furia.
- ¡Que maldita suerte!... ¡Que maldita suerte!, se quejaba el enano.
Después que habrá pasado unas diez veces, el pasajero intrigado lo encara.
- ¿Qué te pasa, viejo?
- Es que me equivoqué de tren, este es el directo a Luján y me tengo que bajar antes. Voy a llegar tarde a una reunión y ese me paso porque ponen los carteles tan alto que no llego a leerlos.
Al pasajero le da tanta lástima el pobre enano con sus dos valijotas que le tira una propuesta.
- Escuchame, vamos a hacer esto: cuando el tren pasa por la estación reduce un poco la velocidad, entonces yo te doy una mano para que te bajes.
El enano desesperado acepta. Cuando llega la estación y el tren baja la velocidad a unos 80 Km/h el pasajero lo toma al enano de los hombros asomados los dos por la puerta del primer vagón y lo empieza a acercar a la plataforma. El enano movía como loco las piernitas intentando igualar la velocidad del andén, hasta que le grita al pasajero:
- Largame loco, que ya puedo!
Y ahí nomas lo suelta al enano con sus dos valijas hecho un bólido en el andén a toda carrera y plena velocidad.
Satisfecho de su obra de bien vuelve a sentarse y disfrutar de su diario cuando a los pocos minutos lo ve pasar de vuelta al enano por el pasillo, descontroladísimo, todo transpirado, despeinado, babeando, los ojos desencajados y arrastrando sus dos valijas.
- ¡Que maldita suerte!... ¡Que maldita suerte!
Intrigadísimo le pregunta el tipo que lo había ayudado:
- Pero... ¿Qué te pasó ahora? ¿que hacés arriba del tren?
A lo que el enano lacónicamente responde:
- Cuando me soltaste en el anden, seguí corriendo para no irme de trompa al piso... fue ahí cuando el guarda que venía en el último vagón, al grito de "Vamos enano que perdés el tren!" me manoteó del saco y me subió de nuevo.

En el ejército:
El coronel a su ayudante:
Mañana a las nueve habrá un eclipse de sol, fenómeno que no ocurre todos los días. Ordene que salga la tropa al patio en traje de faena para que puedan observar esta rareza natural, y yo estaré presente para explicarla. Si llueve, no podrá verse nada, así que ordenará usted que se lleven la tropa al gimnasio.
El ayudante del coronel al capitán:
Por orden del coronel, mañana a las nueve habrá un eclipse de sol; si lloviera no podrá verse desde el patio y, por consiguiente, en traje de faena el eclipse tendrá lugar en el gimnasio, cosa que no ocurre todos los días.
El teniente al sargento:
Mañana a las nueve, en traje de faena, el coronel eclipsará al sol en el gimnasio, como ocurre todos los días que hace buen tiempo, si llueve tendrá lugar en el patio.
El sargento al cabo:
Mañana a las nueve el eclipse del coronel en traje de faena por el sol tendrá lugar en el gimnasio; si llueve allí, cosa que no ocurre todos los días, la tropa formará en el patio.
Comentarios entre la tropa:
Mañana si llueve, el sol eclipsará al coronel en el gimnasio. Lástima que esto no ocurra todos los días.

Estaba un cuate toda lastimado y en eso se encuentra con su amigo y le pregunta;

¿Oye compa y por que vienes así? ¿Que te pasó en el brazo? A lo que el le respondió: No pues fíjate que me mordió un León. El compa sorprendido le vuelve a preguntar; ¿Y que te pasó en los ojos?¿Por que los traes todos morados? Y el le respondió: Es que me cuernió un Rinoceronte. Y cada ves más sorprendido el cuate le vuelve a preguntar; ¿Y las piernas porque las tienes todas maltratadas? y el le respondió No pues que me aplastó un elefante. Y por último le pregunta; ¿Y que te pasó en el estomago? Y el compa le responde: E

Tortuga suicida

Una tortuguita comienza penosa y lentamente a subirse a un árbol. Después de varias horas de esfuerzo, cuando llega a la punta, se lanza al vacío y se da
un feroz golpe en el suelo.
Al rato, la misma tortuguita vuelve a hacer el esfuerzo y lentamente, trepando como puede, llega de nuevo casi a la punta, se lanza y se vuelve a dar otro costalazo.
Nuevamente, testaruda, hace otro tremendo esfuerzo y después de mucho rato y muchos jadeos, va llegando a la punta del árbol cuando se resbala, se vuelve
a caer, agita sus patitas y se pega nuevamente un gran golpe en el suelo.
En el mismo árbol en el extremo de una rama, había una pareja de palomas mirándola con lástima, entonces la paloma hembra le dice al palomo macho:
- Oye, querido, ¿No te parece que ya es hora de que le digamos a la tortuguita que ella es adoptada?

Era un señor tan pequeño, pero tan pequeño, que se sentó en un billete de 100 y sobraron 99 pesos.



Era una gallina tan flaca, que en vez de dar huevos daba lástima.

Era una señora tan gorda pero tan gorda, que cuando murió tuvieron que hacerle su propio cementerio.

Era un viejito que tenía los dientes tan amarillos, que su lengua tenía que usar lentes porque se encandilaba.

Era un hombre tan gordo, que la policía lo disolvió porque pensaban que era una
manifestación.

Era un señor tan optimista que una vez le dio un infarto y dijo que fue una corazonada.

Era una mujer tan enana que al morirse no se fue al cielo, se fue al techo.

En un manicomio en el que una banda de puros locos se suben a una mata de mango que está en el patio trasero, y el psiquiatra de guardia no hallaba qué hacer para bajarlos de ese árbol sin que se lastimaran. En una de esas llega uno de los locos y le dice al doctor:
Ya va a ver como los hago bajar, y le demuestro quién de ellos es mentalmente sano.
Y el médico maravillado y asombrado le dice al loco:
Está bien, hazlo.
Y el loco se para al lado de la mata de mangos y grita:
¿Qué les pasa a los mangos maduros que no caen?
Y en eso se tiran una chorrera de locos y se desmadran con tal caída. Pero en el árbol quedan dos locos, y el loco que estaba abajo le dice al médico:
vio, vio, que no es mentira lo que yo le digo, ellos son sanos.
Y el médico al ver esta situación le pregunta a los locos desde abajo:
¿Y esos que no se lanzaron?
Y los locos trepados contestan:
Lo que pasa es que todavía no estamos maduros.

El eclipse

El coronel al comandante:
- Mañana a las 8:00 se producirá un eclipse de sol, hecho que no ocurre todos los días. Además, las previsiones meteorológicas para mañana anuncian lluvias, con lo que no se verá nada al aire libre. Por lo tanto formaremos en el gimnasio en traje de campaña.
- ¡A la orden de usía mi coronel!
El comandante al capitán:
- Mañana a las 8:00 se producirá un eclipse de sol. Según el señor coronel si llueve no se verá nada al aire libre. Entonces, en traje de campaña, el eclipse tendrá lugar en el gimnasio, hecho que no ocurre todos los días.
- ¡A sus órdenes mi comandante!
El capitán al teniente:
- Por orden del señor coronel, mañana a las 8:00 tendrá lugar en el gimnasio la inauguración del eclipse de sol en traje de campaña. El señor coronel dará las órdenes oportunas de si debe llover o no, hecho que no ocurre todos los días. Si hace buen tiempo y no llueve, el eclipse tendrá lugar en el patio.
- ¡A sus órdenes mi capitán!
El teniente al sargento:
- Por orden del señor coronel mañana a las 8:00 lloverá en el patio del cuartel, hecho que no ocurre todos los días. El señor coronel, en traje de campaña, dará las órdenes en el gimnasio para que el eclipse de sol se celebre en el patio.
- ¡A sus órdenes mi teniente!
El sargento al cabo:
- Por orden del señor coronel mañana a las 8:00 tendrá lugar el eclipse del señor coronel en traje de campaña por efecto del sol. Si llueve en el gimnasio, hecho que no ocurre todos los días, se saldrá al patio.
- ¡Vale tito!
El cabo al soldado:
- Mañana a eso de las 8:00 parece ser que el sol en traje de campaña eclipsará al señor coronel en el gimnasio. ¡¡Lástima que esto no ocurra todos los días, coño!!

Llegó una hormiguita golpeada, lastimada y con muy mal aspecto junto a sus compañeras.

Entonces, una de sus amigas le pregunta muy asustada:
Pero, ¿Qué te ha sucedido?
La hormiguita responde sin pensar dos veces:
Me pegó el elefante.
La amiga sorprendida dice:
¿Te pegó el elefante? ¡Eso no es posible!
La hormiguita lesionada le responde a la incrédula:
¿No me crees?, vamos junto a él y te lo confirmará.
Luego de una pequeña caminata llegan junto al elefante y la amiga pregunta al elefante:
¿Es verdad que usted golpeó a esta hormiguita?
El elefante respondió:
¡Así es, para que empuja!

Un señor se encuentra con su amigo que lo había venido a visitar después de varios años y luego de una larga y tendida conversación éste le pregunta:
Juan, ¿Qué fue de tu viejo?
Mi padre murió en un accidente.
Pero que lastima, no sabía nada.
Sí, fue tremendo pero sé que sus últimas palabras me las dijo a mí.
¿Ah si? ¿Y cuáles fueron?
¡No muevas la escalera!

Dos atlantes se pusieron una penitencia:

subir el cerro más alto de la región, con los zapatos llenos de fríjoles. Cuando iban por la mitad del trayecto, uno – caminando muy adolorido – vio al otro que subía tranquilo y sin ninguna dificultad. Entonces, le preguntó: “Hombre, ¿a ti por qué no te lastiman los zapatos llenos de frijoles, ah...?”. Y el otro atlante le contesta: “ Pues, ¿Si serás bruuuto?: ¡ yo metí los fríjoles cocinados !”.

Un autobús viene por la carretera llena de pasajeros y justo en la punta de una
loma se poncha una goma, el chofer se baja y busca un gato hidráulico, la goma de repuesto y le dice a los pasajeros de adelante que lo ayuden.
Al rato, cambian el neumático, los pasajeros suben y el chofer se queda mirando si
todo está bien.
El autobús empieza andar por la carretera a gran velocidad y un hombre viene
corriendo detrás de él, un pasajero que estaba en la parte trasera le grita.
¡Lástima hermano, ya no lo alcanza!
¡Ayúdame! Le grita el hombre, dame la mano.
De eso nada, espera el otro autobús, este ya no lo alcanzas.
Y el hombre le grita a toda voz:
¡Pues trata que lo alcance, porque yo soy el chofer!

Va pasando una carroza fúnebre y Jaimito corre detrás llorando y gritando:


¡Papá, espérame, por qué te fuiste, espérame que yo me quiero ir contigo!
Y la gente comentaba:
Pobre niño, quedó huérfano, que lastima, pobrecito, que dolor.
El niño seguía gritando:
¡Papá, papá llévame contigo, papito no me dejes!
En eso la carroza fúnebre se detiene y se baja el chofer muy enojado y grita:
Jaimito apúrate y súbete antes que te de un golpe.

Un día un borrachito estaba arriba de un poste de luz y llego un policia y le dijo que se bajara de ahí por que se podía caer y lastimar y se baja el borracho muy digno y le dice al policia que si quién se creía para hablarle así y el policia penso que era alguien importante y le dijo ue lo disulpara pero no sabía quién era y le dice el borracho que si no le parecia suficiente que fuera el ... borracho que estaba arriba de el poste.

Yo vivo en un pueblo tan, pero tan antiguo, que el sol todavía sale en blanco y negro.


Además, las casas son tan chicas, que cuando entra el sol nos salimos nosotros ya que somos de familia numerosa.
Después les diré que las ventanas de mi casa son tan chicas, que las moscas entran formaditas.
Algo que no faltan son lo animales, el ganado vacuno pobre está tan flaco, que en vez de tener animales tenemos lástimas.

Cinco hombres alardeaban sobre la inteligencia de sus perros.

El primero era INGENIERO, el segundo CONTABLE, el tercero QUIMICO, el cuarto INFORMATICO y el quinto FUNCIONARIO.
Para alardear, el ingeniero llamó a su perro:
¡Escuadra, haz lo que sabes!
Escuadra trotó hasta una mesa, tomó un papel y un lápiz y rápidamente dibujó un circulo, un cuadrado y un triángulo.
Todos admitieron que era casi increible.
El contable dijo que su perro podía hacer algo mejor. Le dijo: ¡Formulario, haz lo que tú sabes!
Formulario fué hasta la cocina y volvió con una docena de galletas. Las dividió en cuatro pilas iguales de tres galletas cada una.
Todos admitieron que era genial.
El químico dijo que su perro lo mejoraba. Le dijo: ¡Probeta, hazlo!
Probeta se levantó, caminó hasta la nevera, tomó un brick de leche y un vaso y lo llenó exactamente con 250 mililitros de leche sin derramar una sola gota.
Todos quedaron impresionados.
El informático pensaba que podía ganarles a todos. ¡RAM, enseñales!
RAM arrancó el ordenador, controló si tenia virus, envió un e-mail e instaló un juego novedoso.
Todos pensaron que era imposible de superar.
Los cuatro hombres miraron al funcionario y le dijeron:
- ¿Qué puede hacer tu perro ?
El funcionario lo llamó y le dijo: ¡Moscoso, vamos ya!
Moscoso se puso en pié de un salto, fabricó una pajarita con la hoja de papel de Escuadra, se comió las galletas de Formulario, se bebió la leche de Probeta, inutilizó el ordenador de RAM. Alegó que al hacerlo se había lastimado la espalda, interpuso una demanda por condiciones insalubres de trabajo y se marchó a su casa con una baja por enfermedad de seis meses.

El padre le dice a sus hijos:


Si me prometéis no fumar hasta cumplir los veintiún años, os daré cien mil pesetas en ese día.
La hija mayor, que tiene diecisiete años, recibe la noticia con entusiasmo:
¡Cien mil pesetas!, te lo prometo papá.
El segundo, que ha cumplido quince años, dice:
Tendré que pensármelo, me falta mucho para llegar a los veintiuno.
El padre se dirige al menor, de diez años, que escucha preocupado.
¿Y tú, Daniel, que dices?
¡Lástima papá! ¿Por qué no me lo ofreciste antes?

Este es el chiste de un perrito mentiroso que se encuentra perdido en medio de una jungla.

El perrito mentiroso casi se murió del miedo cuando vio unos huesos en la tierra cerca de él. De repente a lo lejos aparece un león, el perrito se puso a pensar y dijo:
Ahora ya me llegó la hora, pero no me quedaré con los brazos cruzados, voy a pensar en algo.
Y el Perrito se acuesta panza arriba a la par de los huesos, y cuando el león se acerca, el perrito con voz ronca dice:
Ay, que rica la carne de león, con mucho gusto me comería a otro león, lástima que sólo había un león.
Al escuchar el león lo que el perrito dijo le entró un temor, y cuando vio al perrito salió corriendo como una bala alejándose del lugar lo antes posible, el perrito lo llamaba, pero el león no escuchó y siguió corriendo. Después de haber corrido como 5 Km. el león se encuentra con un monito que conocía al perrito y el león le cuenta lo que había visto, el monito riéndose le dice al león:
Te tomaron como tonto, yo conozco a ese perrito, es un gran mentiroso, ven conmigo, te llevaré donde él y te darás cuenta que es un mentiroso.
El monito se encarama en la espalda del león, y cuando se acercan al perrito, el perrito los ve y dice:
Monito, se quiere desquitar conmigo por la estafada que le di la vez pasada, pero voy a pensar en algo, no me voy a quedar con los brazos cruzados.
Cuando el monito y el león están frente del perrito, el perrito antes que hablara el monito le grita:
¡Monito inútil, te dije que me consiguieras dos leones para comerme, no uno!

Basta pensar que hay chistes basados en la verdad que pueden derribar gobiernos, o chistes que hacen reír a las chicas. Muchos de los lastima entraba los chistes y los juegos de palabras son chistes que se supone que son divertidos, pero algunos pueden ser ofensivos. Cuando los chistes van demasiado lejos, son crueles o racistas, tratamos de silenciarlos y será genial si nos das tu opinión cada vez que un chiste se vuelve intimidante e inapropiado.

Sugerimos usar solo lastima alacran bromas para adultos y blagues para amigos. Algunos de los chistes obscenos y obscenos son divertidos, pero utilícelos con precaución en la vida real. Intenta recordar chistes divertidos que nunca hayas escuchado para contarles a tus amigos y te harán reír.

Chistes y Risas