Los Mejores 9 Chistes de Propinas

A continuación se muestra nuestra colección de anécdotas divertidas y chistes sobre Propinas. Hay algunos chistes de propinas cortos propi que nadie conoce (para contarle a tus amigos) y para hacerte reír a carcajadas.

Tómese su tiempo para leer esos juegos de palabras y acertijos en los que hace una pregunta con respuestas, o donde la configuración es el remate. Esperamos que encuentres estos juegos de palabras con propinas tip lo suficientemente divertidos como para contarlos y hacer reír a la gente.

Top 10 de los Propinas chistes y juegos de palabras más divertidos

Una chica rubia encantadora va por primera vez a cenar a un restaurante de lujo.

Al ver pasar al camarero, con una bandeja enorme y un cochinillo con la manzana en la boca, le pregunta: ¿Qué es eso?
- Eso...
- responde el camarero con mirada amenazante-. Eso es un cliente que no dio suficiente propina

Antonio tenía un sueño muy profundo y en el viaje de tren a Andújar tenía miedo quedarse dormido y saltarse la parada. La solución fue hablar con el de al lado y pedirle que lo despertara. Le dio una propina y las gracias por adelantado. No conforme con esto hizo lo mismo con varios pasajeros mas que gustosos la aceptaron. El tren llegó a Sevilla, destino final del trayecto y el hombre estaba todo cabreado. Despertó y solo quedaban allí unas monjas.
- Hijos de p... todos, no me han avisado. Una monja:
- Que mal hablado por dios. Otra monja:
- Para mal hablado el tipo aquel que tiraron antes del tren en la estación de Andújar.

-Decime, ¡cómo hacés para tener tanta suerte!

¡Vos siempre encontrás hombres armados!
- ¡Es muy fácil, querida! Tenés que fijarte si el hombre tiene zapatos grandes. Si los pies son grandes, ¡el aparato también es grande!
La marica sale corriendo y en el colectivo parece que tiene suerte. Toca la rodilla, más arriba, un poco más...
El hombre le propina un cachetazo.
- ¡Maricón! ¡No tenés verguenza!
El otro lo mira con desprecio.
- ¡Más verguenza debería tener usted usando zapatos prestados!

La Propina

Un tipo pide una pizza para que se la lleven a casa y cuando la recibe le pregunta al repartidor:
-¿Cuál es la propina acostumbrada?
-Pues… suele ser de 1 euro, pero mi jefe dice que si logro que el cliente suelte 10 céntimos, ya sería un milagro.
-Ah sí? –dice enfadado el cliente- Pues toma 5 euros!!!!
-Gracias señor! Lo ahorraré para mis estudios.
-¡Muy bien chico, eso esá muy bien!Y se puede saber, ¿Qué estudias?
-Psicología aplicada, señor

Un tipo recibe una pizza en su casa, y le pregunta al repartidor:


-¿Cuál es la propina acostumbrada?
-Pues… suele ser de 1 dólar, pero mi jefe dice que si logro que usted suelte 10 centavos, ya sería un milagro.
-Ah sí? –dice enfadado el cliente- Pues toma 5 dólares!
-Gracias señor! Lo ahorraré para mis estudios
-Y si se puede saber, ¿Qué estudias?
-Sicología aplicada, señor

La última moneda

Una madre que estaba comiendo con su hijo de 10 años en un restaurante
Al pagar deja una propina y en un descuido el niño se mete un euro en la boca y se atraganta
En eso la madre empieza darle palmadas en la espalda, golpes y demás pero el niño no la escupe y entra en momentos de asfixia, lo cual la madre empieza a gritar pidiendo auxilio !!
En esto un señor que también comía allí, se levanta todo tranquilo, sin mediar palabra todo con tranquilidad llega hasta el niño , le baja los pantalones y le aprieta los testículos con fuerza, dándole un tirón hacia abajo con bastante violencia ,
El pobre chico ante el dolor inaguantable expulsa la moneda
El hombre vuelve a su mesa con la misma parsimonia que había llegado
Al cabo de unos minutos se acerca la madre para darle las gracias al señor y le pregunta es
- ¿Usted medico?
- NO - responde el caballero - SOY FUNCIONARIO DE HACIENDA experto en tocar los cojones hasta sacar la última moneda.

Había una vez un cine muy famoso en el que trabajaba un acomodador, el cual trataba a los clientes como reyes, los llevaba a sus respectivos lugares y estos siempre quedaban tan contentos que le daban propina. Un día llegó un señor muy avaro el cual no le dio propina al acomodador. Bueno, comenzó la película y el acomodador de cine estaba tan furioso que le dijo al señor avaro:
Oiga, señor, ¡El asesino es el mayordomo!

Cuál es la propina acostumbrada, le pregunta un tipo al repartidor de pizzas, Pepito, estudiante universitario que hace este trabajo para ayudarse a pagar los estudios.
Pues, esta es mi primera entrega, pero el tipo que me dio el trabajo dice que si logro que usted suelte una moneda de 25 centavos, va a ser un milagro.
¿Ah, sí?, gruñe el cliente, pues, en ese caso, ¡Toma $5!
¡Gracias, señor!, exclama Pepito, pondré el dinero en el fondo para mis estudios.
Y, a propósito, ¿Qué carrera estás estudiando?
Sicología aplicada, contesta el chico.

Pintar el porche

En un lujoso barrio de Madrid, lleno de mansiones, un hombre de aspecto desaliñado llama a una de las casas.
La dueña de casa abre y él le dice:
- Yo ser inmigrante buscando trabajo. Por favor ¿podría
ayudarme?
La señora, que estaba entretenida tomando café con unas amigas, se compadece y le dice:
- Tengo algo que usted puede hacer: tome este bote de pintura verde y de la vuelta a la casa. En la parte trasera encontrará un porche que necesita pintura.
Tres horas más tarde el hombre regresa contento, esperando cobrar una buena propina, y le dice:
- Listo, ya terminé señora. Pero, yo inmigrante de Polonia, conocer bien autos europeos, ese no ser un Porsche sino un Mercedes.

Basta pensar que hay chistes basados en la verdad que pueden derribar gobiernos, o chistes que hacen reír a las chicas. Muchos de los propinas gratuidad los chistes y los juegos de palabras son chistes que se supone que son divertidos, pero algunos pueden ser ofensivos. Cuando los chistes van demasiado lejos, son crueles o racistas, tratamos de silenciarlos y será genial si nos das tu opinión cada vez que un chiste se vuelve intimidante e inapropiado.

Sugerimos usar solo propinas tips bromas para adultos y blagues para amigos. Algunos de los chistes obscenos y obscenos son divertidos, pero utilícelos con precaución en la vida real. Intenta recordar chistes divertidos que nunca hayas escuchado para contarles a tus amigos y te harán reír.

Chistes y Risas